Archivos mensuales: agosto 2010

Estado de cuenta como comprobante fiscal

La Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) establece una serie de requisitos formales que deben reunir las erogaciones en aras de que éstas puedan considerarse como deducibles para los efectos fiscales.

Uno de los requisitos formales mas relevantes es el hecho de que las erogaciones deben estar respaldadas con documentación comprobatoria que reúnan una serie de requisitos, atento con lo que dispone el artículo 29-A del Código Fiscal de la Federación (CFF). (Nombre, denominación o razón social de quien lo expide, domicilio, RFC, número de folio, lugar y fecha de expedición, cantidad y clase de mercancías, fecha de impresión y datos de identificación del impresor, entre otros).

Debido a lo anterior, hace algunos años, las disposiciones establecen la posibilidad de que los contribuyentes deduzcan sus erogaciones aun y cuando no cuenten con un comprobante que contenga los requisitos antes mencionados, pudiendo hacerlo al contar con el estado de cuenta que emite el banco.

Así pues, el último párrafo de la fracción III del Artículo 31 de la Ley de ISR establece que:

“Los contribuyentes podrán optar por considerar como comprobante fiscal para los efectos de las deducciones autorizadas en este Título, los originales de los estados de cuenta de cheques emitidos por las instituciones de crédito, siempre que se cumplan los requisitos que establece el artículo 29-C del Código Fiscal de la Federación.”

Habida cuenta, el artículo 29-C del CFF indica que en las transacciones de adquisiciones de bienes, del uso o goce temporal de bienes, o de la prestación de servicios en que se realice el pago mediante cheque nominativo para abono en cuenta del beneficiario, mediante traspasos de cuenta en instituciones de crédito o casas de bolsa, tarjeta de crédito, débito o monedero electrónico, se podrá utilizar como medio de comprobación para los efectos de las deducciones o acreditamientos autorizados en las Leyes fiscales, el original del estado de cuenta de quien realice el pago citado, siempre que se cumpla lo siguiente:

  1. Consignen en el cheque la clave del RFC de la persona a favor de quien se libre el cheque.
  2. Se presume, salvo prueba en contrario, que se cumplió con el requisito anterior, cuando en el estado de cuenta que al efecto expida la institución de crédito o casa de bolsa se señale dicha clave del beneficiario del cheque.
  3. Cuenten con el documento expedido que contenga la clave del RFC del enajenante, el prestador del servicio o el otorgante del uso o goce temporal de los bienes; el bien o servicio de que se trate; el precio o contraprestación; la fecha de emisión y, en forma expresa y por separado los impuestos que se trasladan desglosados por tasa aplicable.En este caso se entiende que el documento, debe ser un documento simplificado, que soporte la transacción, reuniendo estos requisitos.
  4. Registren en la contabilidad, de conformidad con el Reglamento del CFF, la operación que ampare el cheque librado o el traspaso de cuenta.
  5. Vinculen la operación registrada en el estado de cuenta directamente con el documento a que se refiere el punto tres anterior, con la adquisición del bien, con el uso o goce, o con la prestación del servicio de que se trate y con la operación registrada en la contabilidad, en los términos del Reglamento del CFF.
  6. Conserven el original del estado de cuenta respectivo, durante el plazo de cinco años.
  7. El original del estado de cuenta que al efecto expida la institución de crédito o casa de bolsa deberá contener la clave del RFC de quien enajene los bienes, otorgue su uso o goce, o preste el servicio.
  8. Los contribuyentes que opten por aplicar esta facilidad, deberán además cumplir con los requisitos que en materia de documentación, cheques, monederos electrónicos y estados de cuenta, establezca el SAT mediante reglas de carácter general.
  9. Los contribuyentes deberán permitir a los visitadores, en el ejercicio de sus facultades de comprobación, consultar a través de medios electrónicos la información relativa a los estados de cuenta de que se trate, directamente en las instituciones de crédito o casas de bolsa, que hubiesen emitido dichos estados de cuenta.
  10. No es posible aplicar esta facilidad tratándose del pago de bienes, uso o goce, o servicios, por los que se deban retener impuestos en los términos de las disposiciones fiscales ni en los casos en los que se trasladen impuestos distintos al impuesto al valor agregado.

Ante el incumplimiento de cualesquiera de los requisitos antes indicados, el estado de cuenta no será considerado como comprobante fiscal para los efectos de las deducciones o acreditamientos autorizados en las leyes fiscales.

Por su parte la Regla I.2.10.19 establece que en los casos en que se trate de erogaciones de actos gravados para IVA (Tasa 16%, 11%) se otorga la facilidad de considerar el estado de cuenta como comprobante fiscal, siempre y cuando se reúna con los siguientes requisitos:

  1. Que el estado de cuenta contenga el RFC del contribuyente que enajena el bien, presta el servicio u otorga el uso o goce temporal de bienes.
  2. Que la operación sea registrada en contabilidad.
  3. Que la operación sea vinculada contabilidad – estado de cuenta.
  4. Que se conserve el estado de cuenta por 5 años.
  5. Que los montos de las transacciones amparadas con el estado de cuenta no rebasen de 100 mil pesos (Sin incluir IVA).

Para éstos efectos, cuando se opte por la facilidad establecida en la Regla antes mencionada, y en el estado de cuenta no se señale el monto del IVA que se traslada, dicho impuesto se determinará dividiendo el monto de la operación manifestado en el estado de cuenta entre 1.16 o 1.11 y se multiplicará por la tasa del 16% u 11% según corresponda.

Así mismo, en la Regla I.2.10.19 antes mencionada, se otorga la facilidad de considerar también los estados de cuenta originales de tarjetas de servicios como comprobantes fiscales, es decir, los estados de cuenta de los “monederos electrónicos” como lo pueden ser los de gasolina, u otras empresas que las manejen.

El conocer acerca de esta posibilidad, puede abrir las puertas para en casos extremos deducir algunas partidas aun sin contar con el comprobante, bastando que se cumplan con los requisitos, mismos que una vez parametrizados en el sistema con el banco, se puede siempre contar con este gran respaldo.

Atentamente

Kim Quezada
Departamento de Impuestos

Ver Articulo

Información multianual y ciclos de negocios

En la práctica, la información de la empresa bajo análisis se compara con la información financiera de las empresas independientes utilizadas como comparables del ejercicio fiscal bajo análisis. Derivado de lo an¬terior, en algunos casos se considera apropiado el uso de información multianual a partir de la información financiera de las empresas inde-pendientes. La Ley del Impuesto sobre la Renta en el Artículo 215, prevé el caso de cuando los ciclos de negocios o aceptación comercial de un producto cubran más de un ejercicio, se podrán considerar operaciones comparables correspondientes de dos o más ejercicios, anteriores o posteriores.

Ver Articulo