Nuevo Balance General (NIF B-6)

El Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera (CINIF), teniendo presente su objetivo de convergencia con las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) (International Financial Reporting Standards – IFRS) emitidas por el IASB, considera necesario modificar las NIF vigentes relativas a los estados financieros a fin de converger y eliminar diferencias que surgieron con la emisión por el IASB de la NIC 1 y emitir la NIF B-4, Estado de variaciones en el capital contable, asimismo la NIF B-6, Estado de situación financiera, así como una nueva NIF B-3, Estado de resultado integral.

Hasta antes de esta Norma de Información Financiera (NIF) B-6, no existía en la normativa contable mexicana ninguna NIF particular que tratara específicamente el estado de situación financiera (también denominado balance general o estado deposición financiera). Sin embargo, ese estado se trata específicamente en algunas secciones de las NIF A-3, Necesidades de los usuarios y objetivos de los estados financieros, A-5, Elementos básicos de los estados financieros, y A-7, Presentación y revelación.

Esta Norma establece las normas para la presentación y estructura del estado de situación financiera de propósito general (también denominado balance general o estado de posición financiera), para que los estados de situación financiera que se emitan sean comparables, tanto con los estados financieros de la misma entidad correspondientes a periodos anteriores, como con los de otras entidades.

El estado de situación financiera, también llamado balance general o estado deposición financiera, muestra información relativa sobre los recursos y obligaciones financieros de la entidad a una fecha determinada.

Todos los rubros de activo, pasivo y capital contable deben presentarse en el estadode situación financiera sin compensarlos entre sí, a menos que ésta u otra NIF lo requiera o permita.

Estructura del estado de situación financiera

El estado de situación financiera muestra la posición financiera de una entidad en un momento determinado y para ese fin se presentan en él los activos (lo que posee la entidad), los pasivos (las deudas de la entidad, es decir, lo que debe la entidad) y la diferencia entre ellos (activos menos pasivos) que es el capital contable de la entidad.

Conforme a la NIF A-5, Elementos básicos de los estados financieros y al párrafo anterior, los elementos básicos del estado de situación financiera son: los activos, los pasivos y el capital contable y se definen como sigue:

a) Un activo es un recurso controlado por una entidad, identificado, cuantificado en términos monetarios, del que se esperan fundamentalmente beneficios económicos futuros, derivado de operaciones ocurridas en el pasado, que han afectado económicamente a dicha entidad.

b) Un pasivo es una obligación presente de la entidad, virtualmente ineludible, identificada, cuantificada en términos monetarios y que representa una disminución futura de beneficios económicos, derivada de operaciones ocurridas en el pasado, que han afectado económicamente a dicha entidad.

c) Capital contable es el valor residual de los activos de la entidad, una vez deducidos todos sus pasivos.

El estado de situación financiera se presenta usualmente en cualquiera de los dos formatos siguientes:

a) En forma de cuenta. Esta es la presentación más utilizada; tradicionalmente en ella se muestran, horizontalmente, del lado izquierdo el activo y del lado derecho el pasivo y el capital contable o se muestran en este orden en forma vertical. En este formato el activo es igual a la suma del pasivo y del capital contable.

b) En forma de reporte. Este formato se presenta verticalmente: en primer lugar se presenta el activo, en segundo lugar se incluye el pasivo y en el tercero o último lugar se presenta el capital contable. En este formato el capital contable es igual a la diferencia entre el activo menos el pasivo.

Clasificación de activos y pasivos a corto plazo (circulantes) y largo plazo

(no circulantes)
El estado de situación financiera puede presentarse clasificando los activos y pasivos a corto y largo plazo o presentando los activos y pasivos en orden ascendente o decreciente de disponibilidad y exigibilidad respectivamente (grado de liquidez), sin clasificarlos acorto y largo plazo.

Los activos y pasivos a corto (circulantes) y largo plazo (no circulantes) pueden presentarse como categorías separadas en el estado de situación financiera, excepto cuando una presentación basada en el grado de liquidez proporcione una información confiable que sea más relevante.

Cuando se aplique esa excepción, todos los activos y pasivos deben presentarse ordenados atendiendo a su liquidez y plazo.

Activos a corto plazo (circulantes)
Una entidad debe clasificar un activo a corto plazo cuando se cumpla concualesquiera de las siguientes consideraciones:

(a) espera realizar el activo, consumirlo o tiene la intención de venderlo en su ciclo normal de operación;

(b) espera realizar el activo dentro de los doce meses posteriores al cierre del periodo sobre el que se informa;

(c) mantiene el activo principalmente con fines de negociación; y

(d) el activo es efectivo o equivalentes de efectivo.

Activos a largo plazo (no circulantes)
En esta Norma, el término a largo plazo (no circulante) incluye activos tangibles, intangibles y financieros que por su naturaleza son recuperables a largo plazo. No está prohibido el uso de descripciones alternativas siempre que su significado sea claro.

Pasivos a corto plazo (circulantes)
Un pasivo debe clasificarse a corto plazo cuando se cumpla con cualesquiera de las siguientes consideraciones:

(a) se espera liquidar el pasivo en el ciclo normal de operación de la entidad;

(b) la entidad mantiene el pasivo principalmente con el propósito de negociar;

(c) el pasivo debe liquidarse dentro de los doce meses posteriores a la fecha del cierre del periodo sobre el que se informa; o

(d) la entidad no tiene un derecho incondicional para posponer la liquidación del pasivo durante, al menos, los doce meses posteriores a la fecha de cierre del periodo sobre el que se informa.

Pasivos a largo plazo (no circulantes)
Los pasivos financieros que proporcionan financiamiento a largo plazo (es decir, no forman parte del capital de trabajo utilizado en el ciclo normal de operación de la entidad) y que no deben liquidarse dentro de los doce meses posteriores a la fecha de cierre del periodo sobre el que se informa, son pasivos a largo plazo.

Capital contable
Los rubros integrantes del capital contable deben presentar claramente las características y restricciones de ellos.

Debe revelarse información que permita que los usuarios de los estados financiero se valúen los objetivos, las políticas y los procesos que aplica la entidad para administrar el capital.

Información a presentar en el estado de situación financiera o en las notas
Deben presentarse, ya sea en el estado de situación financiera o en las notas a los estados financieros subclasificaciones adicionales de los rubros presentados,clasificados de manera que sea apropiada para las operaciones de la entidad.

El detalle en las subclasificaciones depende de los requerimientos de las NIF particulares, así como del tamaño, la naturaleza y la función de los importes afectados. Para decidir los criterios de subclasificación, deben utilizarse también los factores descritos en el párrafo

VIGENCIA
Las disposiciones contenidas en esta NIF entran en vigor para ejercicios que se iniciena partir del 1º de enero de 2013. Se permite su aplicación anticipada.

Los estados financieros que se presenten en forma comparativa con los del periodo actual y que correspondan a periodos anteriores a la fecha de vigencia de esta NIF deben reformularse con la aplicación retrospectiva establecida en la NIF B-1, Cambios contables y correcciones de errores.

“Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión

3 Comentarios a “Nuevo Balance General (NIF B-6)”

  1. Santiago Díaz  on Marzo 27th, 2012

    Tanto se habla de nomras y nomras y mas nomras, si todo depende estructyuralmente de las cuentas de MAYOR o de acumulación, y esto se deberá de aplicar cuentas de acumulación; Las cuales, según correspondan a Resultados o Balance. Recordemos que a traves de los tiempos, han existido cambios sustanciales, tanto en los boletines como en las leyes fiscales.

    Reply

    • Francisco Javier Patiño  on Abril 16th, 2012

      Hola Santiago. Esto no es tan sencillo como lo planteas, se trata de una restructuracion total de la contabilidad, apegada a los estandares internacionales. Si bien es cierto la partida doble es única, tambien es cierto que los criterios de aplicacion en la estructuracion de cuentas es diferente en cada pais o region del planeta. Con éstas modificaciones lo que se busca es homologar la información para que pueda ser interpretada en cualquier parte del mundo. Saludos

      Reply

  2. José Mauricio Luna Oteo  on Abril 26th, 2013

    Me gustaría aportar lo siguiente:

    El Balance General o Estado de Situación Financiera

    Se presenta en dos listados, el primero comprenderá todos los bienes de que dispone el negocio, sean tangibles como el dinero, las cuentas por cobrar, las mercancías, los muebles, equipos y maquinarias, y los terrenos y edificios; o bien, intangibles, que también pueden representar un valor, como los derechos que se deriven de pagos adelantados por concepto de rentas, pólizas de seguros, etc.

    La segunda lista habrá de referirse a personas, ya se trate de personas físicas (individuos), o bien de personas morales (sociedades) y en uno u otro caso será necesario distinguir entre quienes participan en el negocio de manera transitoria y quienes hicieron sus aportaciones en forma permanente. Los primeros tienen el carácter de acreedores; y, los segundos, de dueños o propietarios.

    Las explicaciones anteriores nos conducen a ver en el balance, por una parte, la lista de los bienes de que dispone un negocio; y por otra, la de los individuos, sociedades o instituciones que los reunieron dentro del propio negocio. Debemos recordar así mismo que el balance, en su doble análisis de la riqueza puesta a un fin común, se refiere al negocio mismo, considerado como entidad económica; y en ningún caso, a sus dueños o acreedores. Esta circunstancia unida a la de que su contenido está expresado en términos monetarios, justifica su clásica definición, en virtud de la cual “ el balance es el documento que expresa la situación financiera de un negocio, en un momento determinado”.

    La lista formada por los bienes que maneja el negocio, y que incluye tanto el dinero en efectivo como las cuentas pendientes de cobro, los inventarios, los muebles, enseres, terrenos y edificios y, además, las cantidades pagadas por servicios que todavía no se reciben, se conoce con el nombre de Activo.

    La segunda lista a que hemos hecho referencia en la que aparecen los nombres de quienes han proporcionado los bienes e inversiones, esta formada por dos grupos de personas. El primero, constituido por las que hicieron sus aportaciones transitoriamente y a quienes debe, en consecuencia, restituirse su importe en determinadas fechas, siendo propiamente acreedores de la empresa. Este grupo de personas constituye el llamado Pasivo.

    Finalmente, existe el tercer grupo de balance, formado por los capitalistas propiamente dichos. Este último grupo se designa, de una manera breve, como Capital, sustituyendo, con esta expresión, el nombre de la persona o personas que lo han aportado.

    En resumen, el Balance está formado por el Activo (bienes o inversiones), el Pasivo (los acreedores), y el Capital (los dueños).
    De las dos listas originales se han formado tres grupos: Activo, Pasivo y Capital, y como, por una parte, el Activo representa los bienes con que cuenta el negocio, y el Pasivo y el Capital representan a quienes los han proporcionado, puede darse una expresión matemática a la igualdad de los totales que forman una y otra listas, de la manera siguiente:

    Activo = Pasivo + Capital

    Pasivo = Activo – Capital

    Capital = Activo – Pasivo

    De esta manera se obtienen las formulas respectivamente, del Activo, del Pasivo y del Capital.

    Reply


Opina sobre esto

*