Préstamos a Socios de acuerdo con la legislación fiscal en los Estados Unidos

Cuando una corporación de los Estados Unidos otorga préstamos a sus socios es importante se conozcan las particularidades de las disposiciones aplicables para que dicho préstamo no sea considerado como un dividendo pagado.

Al igual que en México es frecuente que socios de las corporaciones en Estados Unidos soliciten préstamos a sus empresas considerando que existen recursos en tesorería, sin embargo el problema es que en ocasiones no son devueltos y a la larga se convierten en cuentas incobrables para éstas.

A este respecto, el Código de Rentas Internas (IRC por sus siglas en inglés), en su sección 1290 establece que un accionista puede pedir dinero prestado a la empresa con o sin interés, y con o sin garantía. Si el acuerdo y la intención real y genuina es que la cantidad se reembolsará a la empresa, y además hay pruebas convincentes de ambas partes con respecto a la intención y la capacidad de los accionistas de realizar el pago del préstamo, la cantidad recibida se trata como un préstamo.

En caso de que no se puedan demostrar estos hechos, la cantidad entregada por la empresa se presumirá como dividendo.

Existen varios factores que los tribunales de los Estados Unidos consideran para decidir si un retiro a nombre de un socio o accionista es un préstamo o un dividendo. En general se pueden considerar como factores importantes los siguientes:

  • La existencia de un pagaré por escrito.
  • La incapacidad financiera del socio o accionista para pagar puede inclinar la decisión de un tribunal en el sentido de que la devolución o pago del “préstamo” no fue prevista desde su origen. Por ejemplo, cuando a un accionista se le han prestado $500,000 dólares, y su ingreso bruto anual no excede $70,000 dólares, el tribunal estará convencido de que no había intención de pagar la deuda.
  • La capacidad de los accionistas para pagar teniendo en cuenta, por ejemplo, sus utilidades personales esperadas, sus ganancias de otras empresas, o su capacidad para obtener un préstamo bancario, son factores que puede persuadir al tribunal de que un préstamo de buena fe se pretendía, incluso si los pagos no se hicieron por razones comerciales válidas.

Cabe indicar que no es necesario que se cumplan cada uno de los factores que determinan el préstamo, sin embargo en su conjunto, deben ser suficientes para establecer que el retiro no debe ser considerado como un dividendo.

Por otra parte, si se pretende aplicar una tasa de interés al préstamo otorgado al socio o accionista, es importante considerar las disposiciones contenidas en las secciones 1291 y 7872 del IRC, que principalmente establecen que el préstamo por parte de una corporación a un socio de la misma deberá incluir las características de un préstamo independiente, con las características y tasas de interés de mercado. Es decir, que deberá haber un contrato formal estipulando la tasa de interés, el plazo de pago, y los intereses moratorios por no cumplir con el contrato.

Si una entidad hace un préstamo a un socio o empleado que sea inferior al de la tasa de mercado, el pago por parte del prestamista al prestatario será considerado como regalo, dividendo, contribución a capital, pago de salario u otro tipo de pago, dependiendo del tipo de transacción.

Son diversas las reglas y supuestos aplicables en este tipo de transacciones. Lo más recomendable, a sabiendas que un préstamo a socios o accionistas puede provocar un efecto fiscal importante, es revisar la situación específica de su empresa en esta materia y se apoye en sus asesores para definir y/o respaldar este tipo de operaciones.

“Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión”



Kim Quezada Kim Quezada

Kim Quezada es la única firma contable, fiscal y legal que provee de herramientas personalizadas para la toma de decisiones más inteligentes, dándole tranquilidad en los negocios.


Comentarios
  • Elias Quezada

    Ana. Este artículo viene a disipar una serie de dudas que se han venido teniendo al respecto. Regularmente el empresario mexicano que va a USA e invierte a través de una empresa, considera que “todo esta permitido”. A veces queremos copiar [involuntariamente] esquemas mexicanos para otros regímenes extranjeros. Aquí queda claro, que es un verdadero PELIGRO el sacar recursos de la empresa, so pena de que sean calificados como dividendos, con todos los efectos que esto conlleva [pago de impuestos, recargos y multas] para el socio. Felicidades, buen articulo!

  • George X

    -A tienes accionistas y están también dentro de deudores diversos??’ venga con papá, y les retuviste impuesto??? porque seguramente ese prestamo no proviene de la cufin
    -No, sólamente es un prestamo, no sabía que se tenía que retener.
    -te lo considero reparto de dividendo, aplica el factor paga tus multas recargos y actualizaciones.
    Algunas veces pagan justos por pecadores y esque por practicas de evasión fiscal se ponene candados para evitar las lagunas que llegan a tener las leyes fiscales.