shutterstock_84715165

¿Cómo va la economía en 2017?

En los últimos cuatro años, la economía mexicana ha sufrido diversas variaciones en sus indicadores macroeconómicos, causado por la caída de los precios internacionales del petróleo, mismos que afectaron sus exportaciones, provocando depreciaciones en el peso mexicano.

De acuerdo con el primer reporte trimestral de 2017 elaborado por el Banco de México (“Banxico”), la inflación ha sido afectada por diversos factores, entre ellos, el incremento del salario mínimo y el aumento de las tarifas del transporte y de productos agropecuarios. Dichos acontecimientos han afectado a la inflación en el país, registrando una tendencia a la alza en los últimos 10 meses.

No obstante, Banxico ha creado políticas monetarias para disminuir los niveles inflacionarios, a través del aumento en los niveles de las tasas de interés, por lo que, de diciembre de 2015 a mayo de 2017, Banxico ha incrementado la TIIE (Tasa de Intereses Interbancaria) de 3.00% a 6.75%.

La principal meta del banco central es mantener baja la inflación, por lo que se pronostica que la misma se ubique en 3% a finales de este año.

Asimismo, respecto al tipo de cambio, la incertidumbre de las decisiones políticas en materia de comercio exterior y migratorias por parte del presidente electo de los Estados Unidos (EUA), provocó depreciaciones en el peso mexicano significativas a inicios de este año; sin embargo, el banco central ha creado políticas monetarias para bajar los niveles de depreciación de la moneda.

De acuerdo con la encuesta recabada por el Banxico a 37 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero, estiman que el tipo de cambio a finales de este año cierre en los 18.74 pesos por dólar.

La economía nacional en su conjunto tuvo un crecimiento en el primer trimestre de 2017, gracias al aumento del consumo privado y de la demanda externa, por lo que Banxico prevee que el PIB para 2017 tenga un crecimiento entre el 1.3% y 2.3%; dicho pronostico dependerá del comportamiento que vaya teniendo la economía norteamericana y de los resultados de las reformas estructurales diseñadas por el gobierno federal.

Asimismo, dicho crecimiento en el PIB va a depender de los resultados positivos que se originen en la renegociación del TLCAN, mismo que iniciará a partir del 16 de agosto. También dependerá del crecimiento del consumo privado, el aumento de las remesas y de los resultados de las reformas estructurales.

De acuerdo con Banxico, la economía de EUA, durante el primer trimestre de 2017 sufrió una desaceleración, provocada por una disminución en la demanda de bienes y servicios. Sin embargo, se estima que los niveles de empleo continúen al alza y por ende de la producción industrial, que durante el primer trimestre de 2017 alcanzó una tasa de crecimiento anualizada de 1.8%.

En la zona del euro, se registró un crecimiento del 2% durante el primer trimestre de 2017, gracias al aumento de la demanda interna y el empleo. En el caso de Japón, alcanzó un crecimiento de 2.2% durante el primer trimestre del año, principalmente por el aumento en la demanda externa, el gasto público, y el crecimiento industrial.

Las economías emergentes crecieron en su actividad industrial; asimismo, registraron aumentos en las ventas al menudeo y las exportaciones durante el primer trimestre. En el caso de China, registró un crecimiento de 6.9% para el mismo periodo; no obstante, se espera que dicho crecimiento se merme ante la creación de medidas endurecimiento en su sistema financiero.

Aunque la mayoría de las economías han registrado un moderado crecimiento, existen incertidumbres en las políticas monetarias y comerciales que los países de primer mundo puedan aprobar en este año, mismas que tendría una repercusión en las economías emergentes y en las de vías de desarrollo, por lo que dependerá de las políticas y mecanismos que diseñen los organismos gubernamentales para contrarrestar los efectos de dichas decisiones.

 

Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión.




Comentarios