shutterstock_64726726

Estímulo a Gasolinas. Recomendaciones para su implementación

El pasado 27 de diciembre se publicó en el Diario Oficial de la Federación un decreto que establece un estímulo para las estaciones de servicio que enajenen petrolíferos en franja fronteriza, consistente en disminuir al precio de venta, un monto que será publicado semanalmente y por ende, con variaciones durante el año.

El objetivo de este estímulo fiscal es el poder disminuir el precio de venta al público en general para establecer un precio más competitivo en relación a los precios de gasolina que se encuentren en las ciudades estadounidenses y que colinden con otras de la frontera mexicana, las cuales se en listan en el decreto.

Cabe comentar que esta disminución en el precio de gasolina únicamente se lleva a cabo por parte de las estaciones de servicios (Estaciones Gasolineras), sin embargo, dichas estaciones continúan comprando sus productos a PEMEX, sin un descuento o disminución en el precio de adquisición; lo que nos lleva a analizar si realmente se trata de un estímulo factible de aplicar o no.

Analizaremos lo anterior con los siguientes puntos a considerar y con un ejemplo numérico:

·El estímulo otorgado, consiste en disminuir el precio de venta del combustible, para que el contribuyente que opte por éste, acredite el estímulo otorgado (disminución del precio), contra el ISR que tenga a cargo en sus pagos provisionales mensuales, y/o el ISR anual. De la misma manera, si quedara algún remanente, éste pude ser acreditado contra el IVA que se genere en el mes, y si aun así resultara un remanente del estímulo, éste puede ser solicitado en devolución.

·Sabemos que existe un margen de utilidad muy residual entre el valor de la compra a PEMEX, con respecto al precio de venta del combustible al público, el cual oscila entre 89 y 92 centavos por litro. Dicho margen representa alrededor del 6% de “utilidad bruta”, el cual debe hacer frente a los gastos operativos y administrativos de la estación.

·Si tomamos en consideración los estímulos que son aplicables para las semana del 1 al 10 de enero, podríamos observar lo siguiente en las diferentes zonas:

boletinnn

·Como se puede apreciar, existen estímulos que buscan incentivar la disminución del precio de la gasolina en más de $3 pesos por litro (que es una buena causa), sin embargo, esto significa que la estación de servicio que opte por esto, estará comprando combustible, a manera de ejemplo, en $15 pesos por litro, y lo estará vendiendo a $13 pesos por litro.

·Es un hecho que este estímulo se recupera vía acreditamiento de impuestos, lo que significa que el contribuyente no estaría desembolsando flujo de efectivo para el pago de impuestos hasta el monto del estímulo utilizado.

·Bajo esta consideración, es de advertir, que el flujo destinado a la financiación del estímulo (en beneficio del consumidor), será recuperado en el siguiente mes, que es cuando se deben de pagar los impuestos por parte de la empresa. El problema que se puede presentar, es que el monto de los impuestos (ISR e IVA), sea inferior al del subsidio otorgado en el mes, y por ende haya que acudir a la petición de devolución ante la autoridad, lo cual, puede tardar en el mejor de los casos, 40 días hábiles.

·Si se tratara de un mes, pudiera no ser problema, pero, si  – por ejemplo – la autoridad se tardara tres meses en regresar el saldo a favor, más un mes normal que llevó el acreditamiento, estamos hablando de cuatro meses; así pues, pudiéramos estar enfrentando un problema de flujo de cuatro o cinco meses de financiación del subsidio otorgado al público, obviamente en forma parcial, después de la aplicación contra impuestos.

·Sabemos que el margen bruto, debe ser suficiente para absorber los gastos operativos de la estación. También sabemos que el entorno económico actual y la incertidumbre que afecta al gremio, pudiera poner en riesgo el negocio en marcha, al disponer recursos que posiblemente no se tienen, para financiar un estímulo que bajo este esquema el gobierno pone a cuestas del empresario.

Como comentario final, recomendaría a todos los empresarios dedicados a la comercialización de combustibles, analizar detenidamente su situación particular, en base a la generación mensual de ISR e IVA, de cara al impacto que pudiera tener el estímulo.

Valdría, reflexionar sobre lo siguiente:

1.¿Los impuestos que genera la empresa (ISR propio e IVA) son iguales o superiores al estímulo publicado por el promedio de litros que vendo?

2.Como contribuyente ¿tengo estaciones de servicio ubicadas en diferentes zonas en donde pueda variar significativamente el monto del estímulo? Se pudieran presentar los siguientes escenarios:

o    Hay que analizar el punto anterior, y en adición, la situación financiera particular para estimar el monto y plazo de financiamiento que se requerirá para cubrir la diferencia entre el precio de compra y venta, cuando la primera sea mayor a la segunda.

o    Pudiera ser conveniente la aplicación del estímulo, ya que este puede absorber el impuesto (ISR e IVA) que se genera por las estaciones de servicio que no tengan derecho a estimulo. De todas formas, se recomienda analizar el primer punto.

3.¿Mi situación financiera o capacidad de endeudamiento es suficiente para cubrir los montos necesarios para pagar el abasto de combustible por alrededor de más de un mes, en lo que se recupera el flujo del estímulo?

4.En caso de que no alcance a absorber el estímulo, ¿puedo financiar el remanente por más de 3 o 4 meses?

Es importante analice detenidamente su situación particular, y si es que, verdaderamente a usted como empresario le puede representar una ventaja competitiva, el adoptar como política el establecimiento del beneficio a todos sus clientes.

 

Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión.



L.C. y M.F.C. Mario Gómez L.C. y M.F.C. Mario Gómez

Asociado del área de Impuestos, Licenciado en Contaduría egresado de Universidad Autónoma de Baja California, Maestría en Finanzas Corporativas en el Centro de Enseñanza Técnica y Superior, A.C. y Maestria en Impuestos en el Instituto para la Especialización para Ejecutivos, A.C.


Comentarios