Archivo de la etiqueta: declaracion anual

¿Presentó su declaración anual personal?

Regularmente prestamos poca atención cuando se trata de presentar la declaración anual individual. Creemos que eso es asunto de la empresa (de donde somos socios o accionistas), de nuestro patrón, en el caso de ser empleados, o asumimos que si me retuvieron Impuesto Sobre la Renta (ISR), con eso es suficiente.

Obligación como socio o accionista.

De acuerdo con el artículo 165 de la Ley del ISR, los socios o accionistas se encuentran obligados a presentar declaración anual en donde manifiesten el monto de los dividendos o utilidades que hubieran recibido en el año de calendario inmediato anterior, pudiendo acreditar el impuesto que haya sido pagado por la entidad que se los pague.

Generalmente el cumplimiento de esta obligación no conlleva al pago de un impuesto adicional, ya que, la sociedad es quien paga el impuesto, a la tasa máxima del 30%. En el caso de que la persona física (socio) hubiera obtenido durante el ejercicio otros ingresos, pudiera ser probable que le resulte saldo a favor, si es que esos otros ingresos no son representativos y le hayan efectuado alguna retención.

Los empleados.

Igualmente, los empleados deben presentar declaración a más tardar en el mes de abril del siguiente año, cuando – entre otros casos – los ingresos percibidos por su empleador, fueron superiores a $400,000 pesos, en el ejercicio. Para estos efectos, el patrón habrá de proporcionarle una constancia en donde manifieste el monto de las percepciones por este concepto y las retenciones de ISR que le haya efectuado.

Personas físicas con otras actividades.

Las personas que hayan tenido ingresos por otras actividades, como pudieran ser, por prestar servicios profesionales independientes, otorgar bienes en arrendamiento, enajenar bienes, llevar a cabo actividades empresariales, entre otros, deben presentar su declaración del ejercicio, precisamente en el mes que indiqué en el párrafo anterior.

Las percepciones exentas.

Es sumamente importante no confiarse, y asumir que porque se obtuvieron ingresos exentos durante el ejercicio, como pudiera ser la venta de casa habitación, herencias o legados, etc., no se debe presentar declaración. La legislación establece una penalidad muy dura, que consiste en gravar todos aquellos ingresos que siendo originalmente exentos, no hayan sido manifestados en la declaración del ejercicio, como un dato informativo.

La discrepancia fiscal.

Mucho hemos hablado de este tema. Esto se da, cuando la persona física genera mayores erogaciones o deposita en sus cuentas bancarias mayores cantidades a las que ha manifestado como ingresos gravados en su declaración del ejercicio (si es que la presentó). Existen casos más graves, en donde la persona física, ni siquiera se toma la molestia de presentar la declaración, aún efectuando erogaciones o inversiones de importancia durante el ejercicio. Con el actual sistema del SAT, es sumamente sencillo intuir ciertos ingresos de la persona física, cuando lleve actos con entidades formales que presentan información periódica ante el SAT respecto a las transacciones llevadas a cabo con sus clientes y/o proveedores.

El crédito fiscal.

Este se hace presente, cuando el contribuyente (en este caso la persona física), se ve sujeta a una auditoria de parte de la autoridad fiscal. En el caso de no presentar la declaración del ejercicio, puede ser sujeto a cárcel, ya que esta falta es calificada como delito de defraudación fiscal, con independencia de la determinación de un crédito fiscal a su cargo.

Ahora bien, en el caso de que la declaración sea presentada y se omitan ingresos, la autoridad determinará los impuestos a cargo del contribuyente, junto con actualización, recargos y multas. Ello constituye el crédito fiscal. Normalmente estos créditos son devastadores; eso sin contar el desgaste emocional que conlleva una revisión de este tipo.

Otros efectos colaterales.

¿Le han negado alguna vez la Visa o la Sentri, por no contar con documentación fiscal? Esto es un clamor generalizado y el problema reside en que regularmente son varios años en donde se ha caído en el incumplimiento y no resulta nada fácil arreglar el pasado. La diferencia de impuestos puede ser alta, ya que, por lo regular no se tiene el cuidado de conservar las constancias, comprobantes deducibles, estados de cuenta, etc.,

También cuando requerimos solicitar préstamos ante instituciones bancarias, nos es necesaria este tipo de información. ¿Y qué me dice del aspecto cívico, moral y ético?

Mi recomendación.

Cuide su identidad fiscal de manera celosa. Prepárese anualmente con sus constancias y demás información y haga que un contador experimentado le prepare su declaración. Le va a evitar muchos problemas en el futuro.

Si – por residir en la frontera – obtiene ingresos de México y de USA – acérquese a un experto que le pueda asesorar y medir los efectos tributarios a la luz de la legislación en ambos países. No lo deje para después.

“Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar”

Ver Articulo

Declaración anual 2008 personas físicas. Se amplía el plazo

Mediante comunicado de prensa 33/2009, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el pasado 24 de abril, dio a conocer la ampliación del plazo para que las personas físicas presenten su declaración anual del ejercicio 2008 a mas tardar el día 1 de Junio de 2009.

Lo anterior obedece – según manifestaciones del Secretario de Salud – a la aparición de un brote de influenza de origen porcino detectada en la capital de México.

En consecuencia, para evitar altas concentraciones de gente en los módulos de servicios tributarios del  SAT el último día de su vencimiento normal, que es el 30 de Abril, han decidido extender el plazo a la fecha citada en el primer párrafo.

Como le hemos estado informando en otros boletines, le invitamos a que tome esta última fase del cierre fiscal del ejercicio 2008 con mucha formalidad y seriedad al revisar meticulosamente la preparación de su declaración anual, ya que, es donde finalmente usted como contribuyente habrá de comprobar el incremento de su patrimonio en el año. Cuide los efectos de la discrepancia fiscal. Hágase asesorar por un profesionista experto en la materia.

 

Atentamente

Kim Quezada
Departamento Impuestos

Ver Articulo

PERSONAS FÍSICAS: Importancia de Preparar adecuadamente su declaración anual

Pasado ya el 31 de marzo, fecha en que debieron presentarse las declaraciones anuales  a cargo de las personas morales, entramos a un aparente espacio de calma, sin embargo debemos recordar que a más tardar el 30 de Abril de 2009 deben presentarse las declaraciones anuales del impuesto sobre la renta y del Impuesto Empresarial a Tasa Única “IETU”  a cargo de las personas físicas.

Esta obligación no es menos importante que la que es a cargo de las personas morales  y diríamos incluso, que es de mayor trascendencia para los socios y empresarios  que forman parte de estas entidades. En seguida se presentan breves comentarios y sugerencias en torno a esta obligación.

A. OBLIGADOS A PRESENTAR DECLARACIÓN ANUAL.

Todas las personas físicas residentes en México, están obligadas a presentar su declaración anual en el mes de abril del año siguiente por los ingresos obtenidos en el año de calendario, excepto por los ingresos exentos y por aquellos que hayan pagado impuesto definitivo.

No estarán obligados a presentar declaración anual las personas que únicamente obtengan ingresos acumulables por concepto de sueldos y/o intereses cuya suma no exceda de $400,000.00 pesos, siempre que los ingresos por conceptos de intereses reales no excedan los $100,000.00 pesos.

B. IDENTIFICACIÓN DE INGRESOS POR ACTIVIDAD.

Es importante identificar los tipos de ingresos que puede percibir una persona física y que lo obligan a presentar una declaración anual, siendo éstos por concepto de:

  • Salarios.
  • Honorarios profesionales.
  • Actividad empresarial.
  • Arrendamiento de bienes inmuebles.
  • Enajenación de bienes.
  • Adquisición de bienes.
  • Intereses.
  • Premios.
  • Dividendos
  • Otros ingresos.

Las leyes federales del ISR y del IETU, establecen regulaciones especificas para cada uno de estos ingresos y es necesario conocerlas para estar en condiciones de determinar que partida debe ser considerada como un ingreso gravado o una deducción autorizada.

C. DIFERENCIAS CAMBIARIAS.

Dado que en el ejercicio de 2008 el peso sufrió una importante devaluación frente al dólar,  es necesario tomar en cuenta que  las inversiones, cuentas por cobrar, depósitos y demás créditos que se mantuvieron en el extranjero provocarán una utilidad cambiaria que debe de ser acumulada a su valor real conjuntamente con los demás intereses reales obtenidos en el ejercicio. Existen reglas especificas en tratándose de personas físicas para medir este efecto.

D. DEDUCCIONES PERSONALES.

Debemos recordar que para calcular el ISR anual, además de las deducciones  autorizadas que se establecen para cada tipo de ingreso, se podrán tomar bajo ciertos límites y requisitos, las siguientes deducciones personales:

  • Honorarios médicos y dentales, así como gastos hospitalarios.
  • Gastos de funeral.
  • Donativos
  • Intereses reales por créditos hipotecarios.
  • Aportaciones complementarias al SAR.
  • Prima de seguro de gasto médicos.
  • Transportación escolar.

E. IMPUESTO EMPRESARIAL A TASA ÚNICA.

No olvidar que los ingresos que se obtengan por concepto de enajenación de bienes, prestación de servicios o arrendamiento de bienes, son gravados por la Ley del  IETU por lo que deben de manifestarse  conjuntamente en la declaración anual del impuesto sobre la renta siendo acreditable el ISR anual contra el IETU a cargo.  Existen otros créditos que pueden ser tomados en la determinación del impuesto precisados en la ley.

F. CONCLUSIONES Y  RECOMENDACIONES.

Hace unos días nuestra firma emitió un boletín informativo donde hace una reflexión exhaustiva sobre la “discrepancia fiscal”. Esto también se presenta por errores u omisiones al preparar la declaración del ejercicio. Las disposiciones aplicables a las personas físicas son extensas y complejas y están plagadas de una serie de opciones y alternativas que de ser adecuadamente interpretadas y aplicadas, sin lugar a  dudas, redundan en ahorros para la persona física y en el peor de los casos en tener una adecuada declaración a prueba de cualquier revisión por parte de la autoridad fiscal.

Tómese el tiempo y haga que un especialista le revise su declaración personal.

Si requiere de  apoyo para  el correcto cumplimiento de esta obligación,  puede  ponerse en contacto con nuestros especialistas del área fiscal.

Atentamente

Kim Quezada
Departamento de Impuestos

Ver Articulo