Archivo de la etiqueta: Outsourcing

shutterstock_124525963

Puntos Relevantes del Decreto de Estímulos Fiscales para la Región Fronteriza Norte.

Tal y como lo había venido anunciando el Ejecutivo, el día de hoy se da a conocer el Decreto que establece estímulos fiscales en la región fronteriza norte (El Decreto). En el presente boletín estaré comentando los aspectos de mayor importancia y de inmediata aplicación.

        I. Entrada en Vigor.

El Decreto entra en vigor el 1 de enero de 2019, estando vigente durante los años de 2019 y 2020.

      II.  Estímulo Fiscal en Materia de Impuesto Sobre la Renta.

a) Es aplicable únicamente a personas físicas y morales residentes en México, así como extranjeros con establecimiento permanente en México, que tributen en los términos del Título II “De las personas morales” y del Titulo IV “De las personas físicas”, que lleven a cabo actividades empresariales.

b) También es aplicable a las personas morales que opten por aplicar el sistema de flujo de efectivo a que se refiere al articulo 196 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR).

c) El ingreso se debe percibir exclusivamente en la región fronteriza norte. Se considera que se perciben ingresos exclusivamente en la referida región fronteriza norte, cuando los ingresos obtenidos en esa región representen al menos el 90% del total de los ingresos del contribuyente del ejercicio inmediato anterior. El SAT emitirá reglas.

d) El estímulo consiste en aplicar un crédito fiscal equivalente a la tercera parte del ISR causado en el ejercicio o en los pagos provisionales, contra el ISR causado en el mismo ejercicio fiscal o en los pagos provisionales del mismo ejercicio, según corresponda.

e) El crédito se tomará en la proporción que representen los ingresos obtenidos en la región fronteriza norte respecto del total de los ingresos obtenidos en el ejercicio fiscal.

f) La proporción antes indicada, se calculará dividiendo los ingresos totales que obtenga el contribuyente en la citada región fronteriza,  durante el periodo de que se trate, entre la totalidad de los ingresos que obtenga dicho contribuyente durante el mismo periodo; el cociente obtenido se multiplicará por cien y el producto se expresará en porcentaje.

g) Para obtener los beneficios del Decreto, deberán acreditar tener su domicilio fiscal en la región fronteriza norte, por lo menos los últimos dieciocho meses a la fecha de su inscripción en el “Padrón de beneficiarios del estímulo para la región fronteriza norte”.

h) Los contribuyentes que inicien actividades en la referida región fronteriza, podrán optar por solicitar la inscripción al “Padrón de beneficiarios del estímulo para la región fronteriza norte”, a fin de que se les autorice aplicar los beneficios, siempre y cuando cuenten con la capacidad económica, activos e instalaciones para la realización de sus operaciones y actividades empresariales en dicha región.

i) El beneficio solo aplica para personas físicas que lleven a cabo actividades empresariales, por lo tanto, las que no lleven a cabo dichas actividades, deberán pagar el ISR en el régimen que les corresponda, sin aplicar el estímulo aquí explicado.

j)  Los contribuyentes que tengan su domicilio fiscal fuera de la región fronteriza norte, podrán aplicar los beneficios del Decreto únicamente por los ingresos atribuibles a la sucursal establecida en la citada región. De la misma manera, los que tenga su domicilio dentro de la región fronteriza y que cuenten con sucursales fuera de la misma, aplicarán el beneficio únicamente en la proporción de los ingresos obtenidos dentro de la mencionada región. Se precisan reglas para la determinación de la proporción a ser aplicable al beneficio.

k)      El beneficio en materia de ISR aquí explicado, no será aplicable (entre otros) a:

· Las instituciones de crédito, de seguros y de fianzas, de los almacenes generales de depósito, arrendadoras financieras y uniones de crédito.

· Los contribuyentes que tributen en el Régimen opcional para grupos de sociedades, del Título II, Capítulo VI de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

· Los contribuyentes que tributen en el Título II, Capítulo VII de la LISR, relativo a de los coordinados.

· Los contribuyentes que tributen en el Régimen de actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas y pesqueras, del Título II, Capítulo VIII de la LISR.

·  Los contribuyentes que tributen en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF)

· Los contribuyentes cuyos ingresos provengan de la prestación de un servicio profesional en términos de la fracción II del artículo 100 de la LISR.

· Los contribuyentes que determinen su utilidad fiscal con base en los artículos 181 y 182 de la LISR (Operaciones de Maquila)

· Los contribuyentes que realicen actividades a través de fideicomisos,

·  Las sociedades cooperativas de producción.

· Los contribuyentes que se ubiquen en alguno de los supuestos establecidos en el penúltimo párrafo del artículo 69  y 69-B del Código Fiscal de la Federación.

· Contribuyentes que hubieran realizado operaciones con contribuyentes del 69-B y no hubieran acreditado ante el SAT que efectivamente adquirieron los bienes o recibieron los servicios que amparan los comprobantes fiscales digitales correspondientes. (Operaciones inexistentes)

·  Los contribuyentes a los que se les haya aplicado la presunción establecida en el artículo 69-B Bis del Código Fiscal de la Federación, una vez que se haya publicado en el Diario Oficial de la Federación y en la página de Internet del SAT el listado a que se refiere dicho artículo. (Lista negra)

· Las personas físicas y morales, por los ingresos que deriven de bienes intangibles.

· Las personas físicas y morales, por los ingresos que deriven de sus actividades dentro del comercio digital, con excepción de los que determine el SAT mediante reglas de carácter general.

· Los contribuyentes que suministren personal mediante subcontratación laboral o se consideren intermediarios en los términos de la Ley Federal del Trabajo. (Outsourcing)

· Los contribuyentes a quienes se les hayan ejercido facultades de comprobación respecto de cualquiera de los cinco ejercicios fiscales anteriores a la entrada en vigor del presente Decreto y se les haya determinado contribuciones omitidas, sin que hayan corregido su situación fiscal.

· Los contribuyentes que apliquen otros tratamientos fiscales que otorguen beneficios o estímulos fiscales, incluyendo exenciones o subsidios.

·  Los contribuyentes que se encuentren en ejercicio de liquidación al momento de solicitar la autorización para aplicar el beneficio fiscal previsto en el artículo Segundo del Decreto.

l) Los que pretendan acogerse a los beneficios del Decreto, deberán solicitar autorización ante el SAT a más tardar el 31 de marzo del ejercicio fiscal de que se trate, para ser inscritos en el “Padrón de beneficiarios del estímulo para la región fronteriza norte”. Se establecen una serie de requisitos a cumplir.

    III.  Estímulo Fiscal en Materia de Impuesto al Valor Agregado.

a)      Las personas físicas y personas morales, que realicen los actos o actividades de enajenación de bienes, de prestación de servicios independientes u otorgamiento del uso o goce temporal de bienes, en los locales o establecimientos ubicados dentro de la región fronteriza norte podrán aplicar un crédito equivalente al 50% de la tasa del IVA prevista en el artículo 1o de la Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA).

b) La tasa disminuida que resulte de aplicar el estímulo fiscal en los términos antes indicados, se aplicará sobre el valor de los actos o actividades, (enajenación de bienes, servicios, uso goce temporal de bienes), conforme a lo dispuesto en la LIVA.

Respecto a este punto, mucho se ha especulado, que se trata de un crédito que no es posible hacer efectivo ya que el beneficio se queda en la cadena de acreditamiento y traslado del impuesto. Sin embargo, para mi la regla es clara. A partir del 1 de enero, la tasa del IVA baja del 16% al 8% como consecuencia de la aplicación del estimulo sobre la tasa general.

En consecuencia, a partir del día 1ro de enero de 2019, todas las enajenaciones de bienes, prestación de servicio y otorgamiento de uso o goce, estarán gravadas a la tasa reducida del 8%.

No obstante, lo anterior, el SAT en su pagina de Internet ha publicado que las reglas necesarias para la correcta aplicación del estímulo estarán listas para el día 7 de enero, esto de conformidad con lo que dispone el Decreto en el articulo Decimo Quinto, que dice: El Servicio de Administración Tributaria podrá expedir las reglas de carácter general necesarias para la correcta aplicación del presente Decreto.

Desafortunadamente la redacción no es muy clara, ya que pareciera decir que, si el SAT así lo considera, “podrá” emitir reglas de carácter general. Entonces es importante considere – de manera conservadora – esperar a aplicar el beneficio hasta esa fecha.

c) Para que sea procedente la aplicación del estimulo (IVA), se deberá cumplir con lo siguiente:

· Realizar la entrega material de los bienes o la prestación de los servicios en la región fronteriza norte.

· Presentar un aviso de aplicación del estímulo fiscal, dentro de los 30 días naturales siguientes a la entrada en vigor del Decreto. (31 de Enero 2019).

 ·         Los contribuyentes únicamente podrán aplicar el estímulo fiscal de este Decreto cuando presenten los avisos en tiempo y forma.

d)      No será procedente el beneficio de la reducción de tasa, en los siguientes casos:

· La enajenación de bienes inmuebles y de bienes intangibles.

· El suministro de contenidos digitales, tales como audio o video o de una combinación de ambos, mediante la descarga o recepción temporal de los archivos electrónicos, entre otros.

· Los contribuyentes que se ubiquen en alguno de los supuestos establecidos en el penúltimo párrafo del artículo 69 y 69-B del Código Fiscal de la Federación.

· Los que hubieran realizado operaciones con contribuyentes del 69-B del CFF y no hubieran acreditado ante el SAT que efectivamente adquirieron los bienes o recibieron los servicios que amparan los comprobantes fiscales digitales correspondientes.

Sin lugar a dudas que esta limitación va a afectar a miles de contribuyentes que en algún momento tuvieron que ver con la llamada “compra de facturas” y no pudieron demostrar dentro del proceso de revisión o juicio correspondiente, el que efectivamente los bienes fueron obtenidos y los servicios recibidos.

· Los contribuyentes de la llamada “lista negra”, a que se refiere el artículo 69-B del CFF.

    IV.  Otras consideraciones y disposiciones transitorias.

a) El monto de ambos estímulos no se considerará ingreso acumulable en los términos de la LISR.

b) El SAT podrá expedir las reglas de carácter general necesarias para la correcta aplicación del presente Decreto.

c) Se establece mediante disposición transitoria, que cuando se dejen de aplicar los beneficios de este Decreto, en materia de ISR, y los ingresos no hayan sido efectivamente percibidos, se aplicara el beneficio, siempre que los mismos se perciban dentro de los diez días naturales siguientes a la fecha en que haya terminado la vigencia del Decreto.

d)      Respecto al punto anterior, misma situación se establece para el caso del IVA, en el sentido de que todos los ingresos pendientes de cobro, provenientes de los actos o actividades celebrados antes de que termine la vigencia del Decreto, se consideraran con el beneficio, siempre que se cobren antes de que transcurran diez días naturales a partir de la fecha en que termine su vigencia.

      V.  IVA pendiente de causarse al 31 de diciembre de 2018.

No se establece ninguna regla particular para el efecto. En consecuencia, las cuentas por cobrar y por pagar que estén pendientes al 31 de diciembre de 2018, habrán de causarse con la tasa general del 16% vigente a esa fecha.

Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión.

Ver Articulo
shutterstock_157219337

Outsourcing: Ampliación del plazo para consulta por el contratante y cambios en el aplicativo.

Como hemos sabido, la autoridad fiscal a través de modificaciones a sus reglas ha dado plazos y facilidades para el cumplimiento de los requisitos para poder deducir y acreditar el impuesto de las operaciones celebradas con empresas Outsourcing (Art. 27 fracción V, LISR; 5 fracción II y 32 fracción VIII de la LIVA). El pasado 28 de Septiembre se da a conocer una TERCERA RESOLUCIÓN DE MODIFICACIONES A LA RMF 2018, en la cual se establece una nueva prórroga a partir de la cual el contratante realizará la consulta de información autorizada por el contratista, y con ello realizar todo el proceso para consulta por los periodos correspondientes de Enero a Septiembre 2018.

“QUINTO: Se reforma el Artículo Cuarto Resolutivo de la Primera Resolución de Modificaciones a la RMF para 2018 publicada en el DOF el 30 de abril de 2018, para quedar como sigue:

“CUARTO.  La fecha a partir de la cual el contratante realizará la consulta de la información autorizada por el contratista por actividades de subcontratación laboral respecto a los meses de enero a septiembre de 2018 y sucesivos a que se refiere la regla 3.3.1.50., en relación con el Artículo Segundo Transitorio, fracción I, será el último día del mes de octubre de 2018.

El aviso de cumplimiento de las obligaciones del ejercicio de 2017 a que se refiere el Artículo Tercero Transitorio, segundo párrafo, dado a conocer en el Portal del SAT el 7 de febrero de 2018, podrá presentarse a más tardar el 30 de septiembre de 2018.”

Es importante observar que el plazo adicional se estableció solamente para los meses de enero a septiembre 2018 y sucesivos, sin embargo, se deja con la misma fecha del 30 de Septiembre para presentar el aviso de cumplimiento por las operaciones del ejercicio 2017, por lo tanto, el plazo terminó, si no cumplieron con estos avisos, el aplicativo para solventar 2017 ya no está disponible en la página del SAT, por lo que se tendrá que recabar toda la información correspondiente de forma impresa, en su caso.

CAMBIOS EN EL APLICATIVO “CONSULTA DEL CONTRATANTE DE CFDI Y DECLARACIONES”

Los cambios en este aplicativo corresponde a la sección de los CFDI emitidos por el contratista, para acceder a este apartado, previamente el contratista debe dar autorización. Las modificaciones de la plataforma corresponden a nuevos campos por llenar por parte del contratante al consultar los CFDI del contratista, dichos campos son los siguientes:

• Importe de IVA pagado.

• Fecha de Pago.

• Pagos Realizados.

Cabe aclarar que esta es una nueva carga administrativa para el contratante, ya que por un lado al momento de realizar los pagos a cuenta de los CFDI’s recibidos por el contratista (método de pago  PPD) éste último tiene la obligación de expedir el “CFDI complemento de pagos” al momento de recibir la contraprestación, por lo tanto, el SAT tiene información de ambas partes para realizar compulsas de los pagos.

Por otro lado, estos nuevos campos fueron habilitados para capturar los pagos que se realizan en el caso de pagos parciales de los CFDI’s recibidos y que éstos a su vez coincidan con la declaración del contratista para que de esta forma no se detecten diferencias en las declaraciones de IVA por parte del contratista, ya que es uno de los puntos de observación de los aplicativos del SAT para poder emitir el “ACUSE SIN INCONSISTENCIAS.”

Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión.

Ver Articulo
shutterstock_112710364

Outsourcing nueva extensión para consulta de información por parte del contratante.

De acuerdo a las disposiciones fiscales de la ley del ISR (artículo 27, fracción V)  y de la ley del IVA (artículo 5to, fracción II), con referencia a la deducción y acreditamiento del impuesto de las operaciones realizadas con empresas de subcontratación laboral, existen requisitos de cumplimiento que consiste en recabar información específica.

Cabe aclarar que “el contratista” es la entidad que pone a disposición empleados para desarrollar las actividades o servicios encomendados por “el contratante”, por lo que, en cumplimiento con las disposiciones antes referidas ambos tienen las obligaciones siguientes:

Obligaciones del Contratante:

• Obtener copia de los CFDI’s de nómina de los trabajadores subcontratados, de los acuses de recibo.

• Obtener declaración de entero de retenciones de ISR de los trabajadores subcontratados

• Obtener el pago de las cuotas obrero – patronales del IMSS.

• Obtener copia simple de la declaración del IVA del contratista, y acuse de recibo del pago del impuesto así como información reportada al SAT sobre el pago del impuesto (DIOT).

Obligaciones del Contratista:

• Proporcionar la información descrita en los puntos anteriores, sin embargo, se aclara en el artículo 5, fracción II, de la Ley del IVA que dicha información debe ser entregada en el mes en que se realiza el pago del IVA, de lo contrario, el contratante no podrá acreditar el impuesto en los términos del artículo 4to. si no se recaba dicha información el contratante deberá presentar declaración complementaria para disminuir el acreditamiento del IVA por estas operaciones.

Para efectos de lo anterior, existe una facilidad en la Resolución Miscelánea Fiscal 2018 en la regla 3.3.1.44 que indica lo siguiente:

Para los efectos de los artículos 27, fracción V, último párrafo de la Ley del ISR, 5, fracción II y 32, fracción VIII de la Ley del IVA; tratándose de subcontratación laboral en términos de la Ley Federal del Trabajo, las obligaciones del contratante y del contratista a que se refieren las citadas disposiciones, correspondientes al ejercicio fiscal de 2018, podrán cumplirse utilizando el aplicativo ”Autorización del contratista para la consulta del CFDI y declaraciones” que está disponible en el buzón tributario, en donde el contratista deberá aplicar el procedimiento establecido en la regla 3.3.1.49. y el contratante deberá realizar el procedimiento establecido en la regla 3.3.1.50.

Se considerará que un contratista opta por ejercer la facilidad cuando realiza al menos una autorización de acuerdo a lo dispuesto en la regla 3.3.1.49. y una vez ejercida la opción deberá:

I. Emitir el CFDI de nómina, utilizando el complemento de nómina versión 1.2. y quedará relevado de proporcionar la información del elemento de ”Subcontratación”.

II. Utilizar el aplicativo por todos los contratos de subcontratación que celebre en el ejercicio de que se trate, con el mismo contratante.

Lo indicado en la regla anterior, consiste en una opción para facilitar el cumplimiento de recabar la información por parte del contratista, por lo que es importante revisar el mencionado aplicativo e implementar el uso del mismo para agilizar el acatamiento de estas obligaciones.

El pasado 25 de Mayo del 2018, el SAT dio a conocer en su página de internet el segundo anteproyecto de cambios a la RMF 2018, dentro de su artículo CUARTO RESOLUTIVO se otorga una nueva extensión para el cumplimiento de la obligación de consultar la información del contratista relativo a las obligaciones relacionadas con los trabajadores objeto del servicio, quedando como sigue:

“CUARTO. La fecha a partir de la cual el contratante realizará la consulta de la información autorizada por el contratista por actividades de subcontratación laboral respecto a los meses de enero a agosto de 2018 y sucesivos a que se refiere la regla 3.3.1.50., en relación con el Artículo Segundo Transitorio, fracción I, será el último día del mes de septiembre de 2018.

El aviso de cumplimiento de las obligaciones del ejercicio de 2017 a que se refiere el Artículo Tercero Transitorio, segundo párrafo, dado a conocer en el Portal del SAT el 7 de febrero de 2018, podrá presentarse a más tardar el 30 de septiembre de 2018.”

A la fecha esta medida ha sido un tanto “fiscalizadora” por el intercambio de información para verificar el cumplimiento de obligaciones entre contribuyentes, afectando a la contraparte en caso de incumplimiento, de esta forma el SAT “castiga” quitándole el derecho de deducción y acreditamiento del IVA al contribuyente que es el beneficiario del servicio y no al contribuyente incumplido, por lo tanto, es indispensable que si tiene operaciones con empresas de “Outsourcing” éstas deben ser cumplidas en materia y de ser posible, que utilicen la opción referida en la regla 3.3.1.44 (Aplicativo del SAT) para agilizar dicho cumplimiento, de lo contrario, se deberá recabar solamente la información especificada en los fundamentos antes mencionados, sin sustituir información por otra, debido a que es muy dado en la práctica otorgar “opiniones de cumplimiento” y este tipo de documentación no forma parte de lo que se solicita en las leyes fiscales.

Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión.

Ver Articulo
shutterstock_145160614

Outsourcing ¿La venta de facturas ha llegado a su fin?.

En el año 2014, entró en vigor el artículo 69B del CFF, el cual en su primer párrafo indica: “Cuando la autoridad fiscal detecte que un contribuyente ha estado emitiendo comprobantes sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes, o bien, que dichos contribuyentes se encuentren no localizados, se presumirá la inexistencia de las operaciones amparadas en tales comprobantes”.

Ver Articulo

IMSS. Entregas en efectivo al trabajador integran el salario

Hace unos días, el IMSS, a través de la Dirección de Incorporación y Recaudación, emitió un oficio, mediante el cual da a conocer dos criterios sumamente importantes y que tienen que ver con el tratamiento fiscal de las ayudas en efectivo por concepto de cantidades entregadas para fines sociales de carácter sindical y con la alimentación y la habitación, todas ellas, cuando son en efectivo.

Ver Articulo

El nuevo Régimen de Subcontratación (Outsourcing)

Como es sabido, desde hace mucho tiempo las empresas se han venido organizando jurídica y fiscalmente, mediante un desmembramiento de sus funciones y que son las que se llevan a cabo desde dentro de su organización. Así las cosas, han segregado la parte inmobiliaria en entidades que por lo general arriendan los inmuebles a otras operadoras del mismo grupo; de igual forma se han separado las que corresponden al personal, mediante sociedades que aglutinan a éste, para luego prestar servicios a las distintas entidades que se los demandan dentro del mismo grupo. También vemos que ocurre con el transporte, renta de activo fijo, usos de marca, secretos industriales, etc.

En lo que atañe a los servicios externos de personal, muchos sabemos que ha sido una práctica muy socorrida por los empresarios, para separar o disipar algunas complicaciones que pudieran ocasionarles ciertos conflictos laborales o en su caso, entorpecer o poner en riesgo el negocio en marcha y eventualmente sus activos.

No obstante lo anterior, hemos sabido que aún y cuando el personal se encuentre contratado por otra entidad diferente ala del centro de trabajo, ha sido difícil evadir cierta responsabilidad al momento de una demanda por parte del trabajador, exigiendo por ende, todas las prestaciones a las que tiene derecho.

En los últimos años se han diseñado ciertos “esquemas” en donde se incorpora a toda la planta productiva ofreciéndole al empresario cierta “tranquilidad” comprometiéndose el proveedor a cumplir por cuenta de su cliente frente a las obligaciones laborales y fiscales. Regularmente el cliente se convence de hacer el cambio, ya que le sale más barato subcontratar los servicios que mantener a los empleados bajo su nómina.

Ahora bien, derivado de la reciente publicación en el Diario Oficial de la Federación de las reformas a la Ley Federal del Trabajo (LFT) y muy en específico al tema antes aludido, se han venido presentando una serie de interrogantes, las cuales me permito abordar en este documento.

1. No confundir IMSS contra LFT.

La Ley del Seguro Social (LSS) establece en su artículo 15, entre otras cosas, que los patrones se encuentran obligados a registrarse e inscribir a sus trabajadores ante el Instituto. Se entiende como Patrón a la persona física o moral que tenga ese carácter en los términos de la Ley Federal del Trabajo; asimismo se consideran Trabajadores o Trabajador a la persona física que la Ley Federal del Trabajo define como tal; esto lo establece el Artículo 5-A de la ley aquí precisada.

Así las cosas, debe quedar claro, que las disposiciones contenidas en la LSS son obligatorias para todos los patrones que califiquen como tales en los términos de la LFT.

Art. 8: Trabajador.- Trabajador es la persona física que presta a otra, física o moral, un trabajo personal subordinado. Para los efectos de esta disposición, se entiende por trabajo toda actividad humana, intelectual o material, independientemente del grado de preparación técnica requerido por cada profesión u oficio.

Art. 10: Patrón: Patrón es la persona física o moral que utiliza los servicios de uno o varios trabajadores.

Si el trabajador, conforme a lo pactado o a la costumbre, utiliza los servicios de otros trabajadores, el patrón de aquél, lo será también de éstos.

2. Responsabilidad Solidaria en caso de Intermediarios Laborales (LSS).

El 9 de Julio de 2009, se adicionóa la LSS el artículo 15-A, el cual previene ciertos casos en donde el patrón es responsable solidario respecto del cumplimiento de las obligaciones del intermediario laboral.

El tercer párrafo del referido artículo indica:

“…cuando un patrón o sujeto obligado, cualquiera que sea su personalidad jurídica o su naturaleza económica, en virtud de un contrato, cualquiera que sea su forma o denominación, como parte de las obligaciones contraídas, ponga a disposición trabajadores u otros sujetos de aseguramiento para que ejecuten los servicios o trabajos acordados bajo la dirección del beneficiario de los mismos, en las instalaciones que éste determine, el beneficiario de los trabajos o servicios asumirá las obligaciones establecidas en esta Ley en relación con dichos trabajadores, en el supuesto de que el patrón omita su cumplimiento, siempre y cuando el Instituto hubiese notificado previamente al patrón el requerimiento correspondiente y éste no lo hubiera atendido.”

De alguna forma, la regulación anterior, quedó un tanto carente de eficacia, ya que, únicamente es aplicable cuando se le hubiera notificado un requerimiento al patrón y no lo atienda.

La norma previene otras obligaciones de tipo formal que no es prudente analizar en este análisis, ya que el propósito es diferenciar en esencia lo que busca este artículo de cara a la recién adición incorporada en la LFT.

Debe quedar claro, que este articulo 15-A, busca hacer responsables solidarios a los clientes de los intermediarios laborales (outsourcing), cuando no se cumplan ciertas obligaciones de tipo formal.

3. Lo que previene la LFT en relación a los servicios externos.

Antes de la reforma, ya los propios artículos 13, 14 y 15, hablaban de los intermediarios laborales y de la responsabilidad solidaria de las empresas beneficiarias de los servicios recibidos. Esto de alguna forma quedaba a salvo, ya que si el intermediario contaba con elementos propios suficientes para cumplir con las obligaciones laborales, no se consideraba solidario respecto al cumplimiento de dichas obligaciones a cargo del intermediario.

Ahora, se introduce un artículo 15-A, el cual en la parte medular indica:

“El trabajo en régimen de subcontratación es aquel por medio del cual un patrón denominado contratista ejecuta obras o presta servicios con sus trabajadores bajo su dependencia, a favor de un contratante, persona física o moral, la cual fija las tareas del contratista y lo supervisa en el desarrollo de los servicios o la ejecución de las obras contratadas”.

El primer párrafo de la disposición deja de manifiestoque se está frente a un “régimen de subcontratación” cuando un contratista presta servicios con sus trabajadores a favor de un contratante, y éste contratante fija las tareas y supervisa al contratista en el desarrollo de los servicios.

Ahora bien, para efectos de que sea considerado como tal, se establecen tres condiciones a cumplir:

“(…) a) No podrá abarcar la totalidad de las actividades, iguales o similares en su totalidad, que se desarrollen en el centro de trabajo.

b) Deberá justificarse por su carácter especializado.

c) No podrá comprender tareas iguales o similares a las que realizan el resto de los trabajadores al servicio del contratante.

A la luz de la disposición, no es posible segregar la totalidad de los trabajadores del centro de trabajo y si se hace, los que se quedan no pueden estar desarrollando actividades iguales a los que se segregan.

En el caso de ser tareas especializadas, deberá quedar muy bien justificado.

El último párrafo del artículo en cita, indica:

“De no cumplirse con todas estas condiciones, el contratante se considerará patrón para todos los efectos de esta Ley, incluyendo las obligaciones en materia de seguridad social.”

En el evento que la empresa tenga contratados los servicios de un proveedor externo que no reúna los requisitos precisados en los tres incisos anteriores, traería como consecuencia que el contratante (empresa), sea considerado como patrón para todos los efectos laborales y también en materia de seguridad social. Por ende, puede darse el caso extremo, de que aún y cuando el intermediario laboral haya cumplido con el pago de las prestaciones a los trabajadores y las cuotas al IMSS, pudieran serle requeridas al contratante (empresa), en su carácter de patrón.

Esta nueva obligación no es una responsabilidad solidaria; es una obligación directa como patrón y es lo que lo hace distinto a lo que establece el artículo 15-A de la LSS, citado al proemio de este análisis.

4. Nueva obligación para el Cliente.

Ahora bien, suponiendo que se llegara a concluir que los servicios que se reciben de un proveedor externo (outsourcing) reúnen las tres condiciones citadas en el punto anterior, habría que acatar lo que indica el novedoso artículo 15-C de la LFT, que dice:

“La empresa contratante de los servicios deberá cerciorarse permanentemente que la empresa contratista, cumple con las disposiciones aplicables en materia de seguridad, salud y medio ambiente en el trabajo, respecto de los trabajadores de esta última.

Lo anterior, podrá ser cumplido a través de una unidad de verificación debidamente acreditada y aprobada en términos de las disposiciones legales aplicables.”

En consecuencia, las empresas que reciban servicios externos, que caigan en el supuesto, deberán cerciorarse de que el proveedor está cumpliendo con las disposiciones, en las materias antes señaladas.

5. ¿Obligación de reparto de utilidades (PTU?

Existen ciertas estructuras que han buscado minimizar el efecto de la participación de los trabajadores las utilidades de la empresa, precisamente segregando a los empleados en unidades económicas externas.

A la luz de la reforma laboral, en el caso de que el subcontratista, no reúna las tres condiciones explicadas anteriormente, el contratista en su carácter de patrón, debe hacer frente a todas sus obligaciones como tal, entre otras, el participar del 10% del resultado gravable, a que se refiere el artículo 16 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

Esta es una erogación que deben prever las empresas a partir de la entrada en vigor de esta nueva disposición, en el caso de que sean considerados patrones.

En el artículo 121, se incorpora la obligación de la SHCP, de responder por escrito sobre las observaciones formuladas a la declaración anual, por parte del sindicato o mayoría de trabajadores, concluidos los procedimientos de fiscalización. La obligación de repartir la PTU, dentro de los 30 días siguientes a la emisión de la Resolución emitida por la SHCP, subsiste en la fracción IV, sin embargo se incorpora un párrafo, que permite la suspensión del reparto adicional, cuando se obtenga de la Junta de Conciliación y Arbitraje, dicha suspensión.

CONCLUSIÓN.

Existen actualmente esquemas que eluden el adecuado cumplimiento de las disposiciones en materia de seguridad social, mediante la figura del subcontrato. He escuchado posturas en el sentido de que el obrero de una planta, lleva a cabo actividades “especializadas”; ello con el propósito de cumplir con una de las condiciones a que se refiere la nueva disposición. Es recomendable analizar la disposición en su contexto y no dejarse llevar por justificaciones que busquen sostener a toda costa un esquema que pudiera no ser viable y que se traduzca en un riesgo para la empresa.

Es recomendable busque la asistencia de un experto en materia fiscal y laboral, que le den un panorama meramente técnico y claro respecto del análisis de la estructura de servicios externos que venga utilizando. Difícilmente – con la nueva disposición – podrá justificarse la segregación de la totalidad de los empleados a una entidad externa, máxime cuando se trata de los obreros y otros trabajadores que no realizan actividades especializadas.

No olvide que estas disposiciones entraron en vigor a principios de este mes.

“Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión”

Ver Articulo