Archivo de la etiqueta: usa

Tipos de entidades en Estados Unidos

Para hacer negocios en los Estados Unidos existen diversos vehículos, cada uno con sus propias características, requisitos y ventajas. Con el objeto de darle una noción de cuáles son esos medios o entidades y tenga usted un panorama general para la evaluación de sus proyectos, a continuación le presentamos el siguiente resumen de las principales entidades que son utilizadas para estos fines:

Ver Articulo

Impuesto Federal por Desempleo (FUTA) en los Estados Unidos

El FUTA (Federal Unemployment Tax Act por sus siglas en inglés) es una contribución federal vigente en los Estados Unidos a cargo de los patrones destinada al apoyo para el Desempleo. Con este impuesto el gobierno federal tiene como objetivo redistribuir estas contribuciones a los Estados y apoyarlos con los gastos administrativos ocasionados por el funcionamiento de los programas de beneficio al desempleo.

Ver Articulo

Nociones básicas sobre depreciación fiscal en los Estados Unidos

Debido a la complejidad de las reglas de depreciación de los activos en los Estados Unidos, el Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés) recomienda a los contribuyentes informarse sobre las reglas existentes y vigentes antes de iniciar con la deducción de la depreciación de los activos fijos relacionados con la actividad de su negocio. El propósito del presente boletín es dar una idea general de las consideraciones para ejercer esta deducción fiscal en los Estados Unidos.

Ver Articulo

¿Vives en USA y tus ingresos provienen de México?

Introducción.

Con motivo de la globalización, la inseguridad y las comunicaciones, son cada vez más las personas que deciden emigrar hacia otros países. Han establecido esquemas para operar sus negocios situados en México, desde oficinas corporativas situadas en el extranjero.

Esta situación ha venido a complicar el esquema migratorio y fiscal de los empresarios, ya que, regularmente obtienen visas de trabajo o de inversionista, para permanecer de manera temporal en Los Estados Unidos y no saben qué consecuencias les pueda traer este estilo de vivir y hacer negocios.

En México es común que el empresario obtenga ingresos desde empresas prestadoras de servicios que proporcionan, precisamente servicios, a las entidades que operan; también lo hacen mediante cobro de arrendamientos por inmuebles que son utilizados por sus empresas o participando de las utilidades de las mismas (dividendos). Ante esto, anualmente se presenta una declaración personal (en abril) y se determina el impuesto a cargo o favor del ejercicio.

Ahora bien, ¿Qué hay que hacer en el caso de que la residencia cambie?. La inquietud generalizada en torno a esto tiene fundamentos firmes, ya que, pareciera no ser congruente el pagar el impuesto en México, viviendo en otro país.

Obligados al pago del ISR en México.

La ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), precisa que se encuentran obligados al pago del impuesto (ISR Federal), las siguientes personas físicas y morales:

Articulo 1:

I. Los residentes en México, respecto de todos sus ingresos, cualquiera que sea la ubicación de la fuente de riqueza de donde procedan.

II. Los residentes en el extranjero que tengan un establecimiento permanente en el país, respecto de los ingresos atribuibles a dicho establecimiento permanente.

III. Los residentes en el extranjero, respecto de los ingresos procedentes de fuentes de riqueza situadas en territorio nacional, cuando no tengan un establecimiento permanente en el país, o cuando teniéndolo, dichos ingresos no sean atribuibles a éste.

Por regla general, los residentes en México se encuentran obligados al pago del impuesto, independientemente de donde procedan sus ingresos; así pues, en el caso de que una persona obtenga ingresos del extranjero, deben ser manifestados en México, pagando el impuesto que le corresponda por dichos ingresos, teniendo derecho a acreditar el que haya pagado en el extranjero.

Para el caso que nos ocupa, reviste vital importancia el efecto de la disposición aludida, ya que, existen innumerables casos en donde el “residente mexicano”, de manera sucinta cambia su “residencia” hacia Los Estados Unidos y su situación fiscal cambia diametralmente.

La Residencia para efectos mexicanos.

El artículo 9no, del CFF, indica que se considera residente – entre otras – a las personas físicas que hayan establecido su casa habitación en México. Cuando la persona tenga casa habitación en otro país, entonces se va a considerar residente, siempre que el centro de sus intereses vitales se encuentre, precisamente en México.

Para efectos de lo anterior, se entiende que el centro de intereses vitales va a estar en México, cuando en éste país obtenga más del 50% de sus ingresos mundiales.

En consecuencia, en el caso de que una persona física, se cambie a vivir a otro país, pero sus ingresos, (en más de un 50%) provengan de México, si tiene casa habitación en los dos países, entonces debe declarar sus ingresos mundiales en México, precisamente por aquí tener su centro de intereses vitales.

La ley presume que las personas físicas de nacionalidad mexicana, son residentes en México para efectos fiscales.

¿Qué hacer cuando cambia el estatus de residencia?.

En el apartado anterior comentamos acerca de la residencia mexicana. De manera similar otros países reclaman la residencia de los que ahí viven, con el ánimo de gravar sus ingresos. En el caso de que México reclamara la residencia para efectos fiscales y, – por ejemplo – Estados Unidos también, es importante acudir a los tratados que ambos países han firmado, para invocar los beneficios que pudieran ser aplicables, evitando la doble tributación.

En el evento de que usted haya cambiado su residencia física a otro país, es importante haga analizar por un experto su caso particular, ya que, la declaración anual que haya presentado en su país donde originalmente residía, seguramente de poco le va a servir en su nuevo país de residencia.

La residencia legal tiene una estrecha relación con la residencia fiscal, por lo que, es importante explicar a su asesor sobre el tipo de visa o residencia migratoria que le han concedido. De esto depende en gran manera los efectos fiscales que puede tener en su nuevo domicilio.

Otro factor a considerar, es la eventual causación de algún impuesto local (estatal), ya que, en Estados Unidos, generalmente son gravados los ingresos por los estados, provocando un impuesto adicional.

Recomendaciones finales.

El tema de la residencia fiscal es un asunto delicado. Por ejemplo en el caso de Los Estados Unidos, aun y cuando no se llegare a ser contribuyente, por no ser residente, la legislación obliga a que se presente una declaración precisamente como no residente. El no hacerlo, le puede provocar graves consecuencias.

También resulta de ventaja, el hecho de que sus asesores en México, tengan estrecha relación con sus contadores o asesores de Los Estados Unidos, ya que, el estar desarticulados puede provocar riesgos muy grandes, al reportar – posiblemente – situaciones de ingresos, gastos y utilidades, distintas para cada nación.

La forma en que estén constituidas las entidades tanto en México como en el extranjero pueden tener efectos tributarios de importancia. Es recomendable, sobre todo en USA, hacerse asesorar por expertos (tanto contadores como abogados), para confirmar que la estructura tributaria que se ha seleccionado sea la adecuada.

“Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar”

Ver Articulo