Reforma a la Ley del Seguro Social en contra del Outsourcing

Originado por las exigencias de competitividad que la globalización ha impuesto en las últimas décadas, el outsourcing que es en sí una herramienta de negocios completamente válida y legal, se ha empezado a desvirtuar, hasta convertirse en “suministro” de mano de obra, concepto ilegal por definición, pues la Ley Federal de Trabajo establece tajantemente que el trabajo no es “artículo de comercio”, y por lo tanto no es susceptible de lucro.

El propósito que persigue esa práctica que se ha extendido a nivel nacional, es de reducir o hasta eliminar impuestos y cargas sociales, de deslindar a las empresas de sus responsabilidades laborales y de transferir los riesgos a las compañías externas, que comúnmente no cuentan con recursos suficientes para hacer frente a sus obligaciones laborales y de seguridad social, con la consecuencia de dejar desamparados a los trabajadores que laboran para tales empresas.

Ante dicha realidad, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), junto con otras autoridades fiscales, iniciaron a partir de 2008 una campaña sin precedente de revisión a empresas prestadoras de servicios y a sus clientes, con la finalidad de determinar si se tratan de figuras auténticas o simuladas, y en su caso, determinar créditos fiscales, y devolver a los trabajadores los derechos que les han sido limitados a través de los esquemas indebidos de subcontratación de personal.

Con la nueva reforma a la Ley del Seguro Social, que entrará en vigor el 10 de julio de 2009, se procura poner freno a la simulación laboral y a la evasión de cuotas obrero-patronales, y garantizar a los trabajadores contratados por empresas prestadoras de servicios, el acceso real a la seguridad social.

RESPONSABILIDAD SOLIDARIA DE LOS BENEFICIARIOS DEL SERVICIO

En diciembre de 2001, se introdujo en la Ley del Seguro Social (LSS), el artículo 15-A que definió como patrón, a la prestadora de servicios, que cuenta con elementos propios y suficientes para cumplir con las obligaciones derivadas de las relaciones con sus trabajadores.

No obstante, de acuerdo al mismo artículo, se le reputa intermediario, a la empresa de servicios que no cuenta con tales elementos, en cuyo caso dicha prestadora y el beneficiario del servicio, son responsables solidarios entre sí y en relación con el trabajador, respecto del cumplimiento de las obligaciones de seguridad social.

Por virtud de lo anterior, los tribunales interpretaron que la responsabilidad de la empresa que se beneficiaba del trabajo de los empleados asignados por la prestadora de servicios, era en realidad subsidiaria, pues se tenía que comprobar primero que la empresa de personal no contaba con medios suficientes para cubrir las cuotas del seguro social, antes de fincar la responsabilidad de la beneficiaria.

Mediante la nueva reforma que amplía texto del artículo 15-A, se establece que cuando un patrón o sujeto obligado en virtud de un contrato de cualquier tipo, ponga a disposición trabajadores u otros sujetos de aseguramiento (por ejemplo, socios cooperativistas) para que ejecuten servicios bajo la dirección del beneficiario de los mismos, en las instalaciones que éste determine, el beneficiario asumirá las obligaciones establecidas en la LSS en relación con dichos trabajadores, si el patrón formal omite darles cumplimiento, siempre y cuando el IMSS hubiese notificado previamente al patrón el requerimiento correspondiente y éste no lo hubiere atendido.

Por lo anterior, el IMSS notificará en primera instancia el requerimiento de pago a la prestadora de servicios, y dará aviso del mismo al beneficiario de dichos servicios. En caso de que la primera no atienda el requerimiento, se fincará responsabilidad solidaria de la empresa que tiene asignados a los trabajadores y se beneficia de sus servicios. Lo anterior, sin tener que comprobar primero la insolvencia de la prestadora de servicios, como establecía el texto legal inicial.

OBLIGACIONES DE INFORMAR AL IMSS

Adicionalmente, se imponen obligaciones ante el IMSS tanto a la prestadora de servicios, como a la empresa beneficiaria, pues ambas deberán comunicar trimestralmente ante la Subdelegación correspondiente a su domicilio fiscal, dentro de los primeros quince días de los meses de enero, abril, julio y octubre, en relación con los contratos celebrados en el trimestre de que se trate la información siguiente:

De las partes (prestadora de servicios y beneficiaria):

  • Nombre, denominación o razón social;
  • Clase de persona moral de que se trate, en su caso; objeto social;
  • Domicilio social, fiscal y, en su caso, convencional para efectos del contrato;
  • Número del Registro Federal de Contribuyentes;
  • Numero de Registro Patronal ante el IMSS;
  • Datos de su acta constitutiva (información sobre la escritura pública y su inscripción en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio);
  • Nombres de los representantes legales.

Del contrato de prestación de servicios:

  • Objeto;
  • Periodo de vigencia;
  • Perfiles, puestos o categorías indicando en este caso si se trata de personal operativo, administrativo o profesional;
  • Número estimado mensual de trabajadores u otros sujetos de aseguramiento que se pondrán a disposición del beneficiario de los servicios o trabajos contratados.

En un plazo de 250 días a partir de la publicación de la reforma, el patrón incorporará por cada uno de sus trabajadores, el nombre del beneficiario de los servicios o trabajos contratados en el sistema de cómputo que será autorizado por el IMSS dentro de este mismo plazo.

Durante el periodo señalado en el párrafo anterior, el patrón (la prestadora de servicios) deberá proporcionar la siguiente información, por una sola vez respecto de cada contrato celebrado:

  • El monto estimado mensual de la nómina de los trabajadores puestos a disposición del beneficiario de los servicios o trabajos contratados.
  • Los domicilios de los lugares donde se prestarán los servicios o se ejecutarán los trabajos contratados.
  • Señalar si el beneficiario de los servicios es responsable en cuanto a la dirección, supervisión y capacitación de los trabajadores.

La información establecida en la nueva reforma, se podrá presentar por cualquiera de los medios previstos en el artículo 15 de la LSS, es decir en formato impreso, digital, etc., conforme a las reglas de carácter general que emita el Consejo Técnico del IMSS. La omisión de presentar la información se sanciona con multa equivalente al importe de veinte a trescientas cincuenta veces el salario mínimo diario general vigente en el Distrito Federal.

RIESGO DE TRABAJO

Tratándose de las empresas prestadoras de servicios que ponen a disposición de los beneficiarios trabajadores u otros sujetos de aseguramiento, se estableció que el IMSS le asignará un registro patronal por cada una de las clases que así se requiera de las señaladas en el artículo 73 (cinco clases), con el que realizará la inscripción de sus trabajadores a nivel nacional. Así mismo, deberán revisar anualmente su siniestralidad, por cada uno de los registros asignados.

La vigencia de esta disposición empezará 250 días después de la publicación en el Diario Oficial de la Federación de las nuevas disposiciones en comento. Los patrones o sujetos obligados que venían operando con anterioridad a la entrada en vigor de la reforma, continuarán clasificados en la misma actividad para efectos del seguro de riesgos de trabajo y aplicando la misma prima determinada conforme al procedimiento establecido por el artículo 74 de esta Ley (revisión anual de siniestralidad) por los registros patronales que tenían vigentes a esa fecha.

CONCLUSIONES

Por la complejidad de la reforma y los efectos importantes que se vislumbran del texto de la misma, recomendamos a todos aquellos que contrataron los servicios de una empresa de outsourcing, que tomen las siguientes medidas con carácter de inmediatas:

a) Asegurarse de la existencia de los contratos de prestación de servicios correspondientes, y revisar su contenido con su asesor jurídico.
b) Analizar con detenimiento el texto de la reforma, y prepararse para presentar al IMSS la información a la que está obligada su empresa, en calidad de beneficiaria.
c) Asegurarse que la prestadora de servicios comunicará a su vez al IMSS la información correspondiente, y que las manifestaciones de ésta no sean contrarias a sus intereses (por ejemplo, cuando se informa al IMSS sobre las categorías de trabajadores, o sobre cuál de las partes ejerce facultades de dirección del personal).
d) Solicitar la opinion de sus asesores para determinar si el esquema implementado en su empresa contraviene a las disposiciones legales en materia fiscal y de seguridad social, y tomar la decisión correspondiente para la protección de su negocio y la tranquilidad de quienes lo integran.

Si bien es evidente que la reforma a la LSS es una medida más para combatir los diferentes esquemas de outsourcing, no se hace distinción entre prestadoras de servicios externas, o propias a un mismo grupo de empresas. Por lo tanto, todas las proveedoras de personal que ponen recursos humanos a disposición de otras empresas, así como todos los beneficiarios de los servicios, tienen que dar cumplimiento a las nuevas obligaciones en materia de seguridad social.

Atentamente

Kim Quezada
Departamento Legal



Lic y M.D. Vladia Mucenic Lic y M.D. Vladia Mucenic

Socia del Área de Legal, Licenciatura en Derecho egresada de la Universidad de Bucharest, Rumania. Maestría en Derecho Corporativo Internacional en la Universidad Iberoamericana y Maestría en Impuestos en el Instituto de Especialización para Ejecutivos


Comentarios
  • http://www.kimquezada.com equezada

    La reforma que se presenta es sumamente aguda y debe ser tomada muy en serio para aquellas empresas que han venido utilizando servicios de prestadores externos, de los llamados “outsourcing” y de los cuales, generalmente no se tiene control, ya que de desconoce si cumplen cabalmente con sus obligaciones fiscales. El punto aqui, es que el beneficiario de los servicios es responsable solidario ante la ausencia del pago de las cuotas obrero-patronales. (Sin acentos).

  • jesus

    me despidieron de los tres años nunca me dieron seguridad social, quiero saber si le puedo fi8ncar responsabilidad al patron, estuve por honorarios y de ser asi a donde me puedo dirigir y que articulo me puedo amparar …gracias

    • Elías Quezada

      Estimado Jesús:
      Desafortunadamente nuestra firma no se especializa en el área laboral. Definitivamente que es una cuestión irregular el que no te hayan dado el seguro social. Habría que ver si realmente prestabas un servicio independiente o si eras empleado de la empresa. Esto – es recomendable – lo analice algún abogado que se dedique a lo laboral.
      Gracias por tu pregunta.

  • jose

    tenemos una cooperativa de taxis desgaciadamnte pagamos todos nuestras cuotas pero la reprentacion legal no lo pago al seguro social y esto hizo que se fracture la cooperativa en 5 fracciones, desgraciadamente tubimos un percanse de perdida total de una unidad pero por el embargo uqe nos tiene el seguro social no podemos emplacar otro vehiculo y dejar en garantia el nuevo por una serie de tramites que tardan mas de 60 dias quisiera que usted nos pueda ayudar ya que trae muchos perjuicios para nuestros compañeros ya que de un taxi se perjudican hasta cuatro familias cuando queda inactivo.le agradececere mucho su ayuda y opinion sobre este caso. gracias y esperamos una favorable respuesta.

  • Vladia Mucenic

    José, sin conocer el caso o haber visto documentos, asumo que probablemente la cooperativa en la que usted trabajo ya tiene un crédito fiscal determinado por el IMSS por no haberse pagado las cuotas. Es por ello que el IMSS embargó los taxis. Hay dos formas para liberar el embargo: demandar la nulidad de ese crédito fiscal mediante un juicio (si es que están aun a tiempo), o bien presentar un amparo con el argumento de que los bienes necesarios para realizar el trabajo no son embargables. En ambos casos, se tiene que contratar a un abogado, que revise los documentos y le dé una recomendación con conocimiento de causa.

  • Carlos

    Tengo casi 17 años trabajando para una empresa X, y me dieron de baja del seguro social el dia 8 de Abril del 2013, y dicen que me dieron de alta con la una outsourcing y que esta se va hacer cargo de todas mis prestaciones, lo peor de esto es que no me finiquitaron con la empresa X, pues dicen que en el contrato nuevo van a respetar mi antiguedad de tantos años, esto es correcto..?
    yo tengo entendido que la ley nueva del outsourcin aplica solo para los de nuevo ingreso.

  • Vladia Mucenic

    Carlos, es posible que la nueva outsourcing se haga cargo de sus prestaciones. Para saber si es cierto, usted debería revisar su nuevo contrato de trabajo con la empresa de outsourcing, para ver si efectivamente le están reconociendo la antigüedad.

    En mi opinión, la reforma a la Ley Federal de Trabajo aplica a todo el mundo, no sólo a los de nuevo ingreso, porque la Ley define qué es el “outsourcing” y qué obligaciones se deben de cumplir a partir de la entrada en vigor de la reforma, independientemente de cuándo se le contrató a la persona.

    Le recomiendo que revise su nuevo contrato de trabajo para ver qué derechos le están reconociendo.

  • Pingback: xmt85c4wx5ctwxw3tcerthve56()