imagenbol

Personas Físicas: ¿Se pueden amparar contra la Contabilidad Electrónica y el Buzón Tributario?

A través de nuestro blog hemos publicado diversos artículos respecto de los amparos en contra de la contabilidad electrónica, con especial énfasis en contribuyentes personas morales, que por lo general son los más afectados por las normas que consideramos inconstitucionales. Es tiempo ahora de abundar sobre el tema de las personas físicas que por la actividad que desarrollan tienen la obligación de llevar contabilidad y sus propias oportunidades de defensa.

Recordemos que la reforma de 2014 al artículo 28 del Código Fiscal de la Federación entró en vigor el 01 de julio de 2014, y estableció a cargo de los contribuyentes – personas físicas y morales – la obligación de llevar contabilidad en medios electrónicos y de entregarla a la autoridad fiscal, lo cual desencadenó la presentación de los amparos en contra de la norma como autoaplicativa, alegando que la afectación a los contribuyentes se causó desde el momento de la entrada en vigor de la disposición en comento, aunque su aplicación se ha venido posponiendo a través de Reglas Misceláneas.

Sin embargo, el artículo segundo transitorio del Decreto mediante el cual se reformó el Código Fiscal de la Federación en 2014 establecía que la norma relativa al buzón tributario (artículo 17-K fracción I  del mismo Código) entraría en vigor para las personas físicas a partir del 01 de enero de 2015, artículo transitorio que a la fecha no ha sufrido modificación alguna.

Por lo tanto, algunas personas físicas que tienen obligación de llevar contabilidad, y por ende, se encuentran afectadas por las disposiciones relativas a la contabilidad electrónica y al buzón tributario, decidieron ampararse en 2014, solamente en contra del artículo 28 del Código Fiscal de la Federación y de las Reglas Misceláneas conexas al mismo, pues no había oportunidad de promover amparo también en contra del buzón tributario, puesto que la norma relativa aun no entraba en vigor.

Ahora bien, a partir de la entrada en vigor del artículo 17-K fracción I del Código Fiscal de la Federación el pasado 01 de enero de 2015, los contribuyentes personas físicas que se pueden amparar también en contra de dicha norma como autoaplicativa, en un plazo no mayor de 30 días hábiles a partir de la citada fecha, pero tal amparo únicamente abarcaría el buzón tributario, mas no las normas relativas a la contabilidad electrónica.

Para que una persona física que aún no promueve amparo alguno, se pueda amparar actualmente en contra de la contabilidad electrónica, es necesario generar un primer acto de aplicación de la norma, es decir que el contribuyente debe presentar por primera vez la contabilidad electrónica del mes de enero de 2015 (a más tardar el 5 de marzo de 2015), y promover el amparo en los próximos 15 días hábiles.

Es conveniente analizar en cada caso, si fuera posible presentar un solo amparo para las personas físicas, y no dos, uno respecto del buzón tributario en los 30 días hábiles siguientes al 01 de enero de 2015, y otro en los 15 días hábiles posteriores al primer acto de aplicación consistente en el envío de la contabilidad electrónica al Servicio de Administración Tributaria, lo cual se podría lograr utilizando el buzón tributario por primera vez al momento del envío de la contabilidad electrónica al Servicio de Administración Tributaria, pero es de suma importancia asegurarse que dicha opción no llegare a afectar al contribuyente en el cumplimiento de otras obligaciones fiscales o en algunos beneficios que pudiera obtener del uso del buzón tributario, por lo que tal decisión se debería tomar en conjunto con su asesor fiscal de confianza.

En conclusión, las personas físicas sí se pueden amparar contra el buzón tributario y contra la contabilidad electrónica, pero es muy importante prevenirse con tiempo y evitar que esta última oportunidad de defensa se pierda irremediablemente por el transcurso en demasía de los plazos a que hicimos referencia, y cuyo cómputo que no es tan sencillo es muy recomendable verificarlo con un experto en litigio fiscal.

“Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión”



Lic y M.D. Vladia Mucenic Lic y M.D. Vladia Mucenic

Socia del Área de Legal, Licenciatura en Derecho egresada de la Universidad de Bucharest, Rumania. Maestría en Derecho Corporativo Internacional en la Universidad Iberoamericana y Maestría en Impuestos en el Instituto de Especialización para Ejecutivos


Comentarios