Holidaymakers using On The Beach will now have longer to pay for

Viáticos. Algunos requisitos para su deducibilidad.

Los gastos efectuados por los contribuyentes a favor de terceros no son deducibles cuando se trate de aquéllos que se realicen a favor de personas con las cuales no se tenga una relación laboral ni presten servicios profesionales de acuerdo al criterio no vinculativo del SAT número 08/ISR/NV, publicado con fecha 7 de enero de 2015 en el Anexo 3 de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2015.

Los criterios no vinculativos representan las prácticas fiscales que son indebidas desde el punto de vista de la autoridad, alertando de esta forma a los contribuyentes sobre conductas que han sido observadas y sancionadas por la misma autoridad en el pasado.

El criterio antes mencionado indica que los gastos por concepto de viáticos o gastos de viaje sin incluir los destinados al hospedaje, alimentación, transporte o uso o goce temporal de automóviles, erogados en favor de terceras personas deberán tener la característica de la “existencia de una relación laboral o la contratación de servicios profesionales independientes”.

Adicionalmente hay que contar con documentación comprobatoria cuando se lleven a cabo en territorio nacional o cuando se realicen en el extranjero. Ahora bien, si las erogaciones se efectúan a favor de empleados de una prestadora de servicios o de la persona moral con la que se tenga firmado un  contrato por concepto de prestación de servicios, por ejemplo: “honorarios por concepto de asesoría” no podrán ser contemplados como gastos deducibles para efectos del Impuesto sobre la Renta.

 Por otro lado indica que para que dicho gasto sea deducible, se debe cumplir con el requisito de ser “estrictamente indispensable” para los fines del negocio o actividad económica, lo cual se encuentra indicado en el artículo 27 fracción I de la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR) y no se podrá considerar como previsión social ya que no se otorga de manera general a los trabajadores, como lo indica el articulo antes mencionado en su fracción XI.

Así las cosas, es de resaltar que el SAT considera una práctica fiscal indebida, la deducción  de viáticos y gastos de viaje en favor de empleados que trabajan para empresas con quien se tenga celebrado un contrato de prestación de servicios.

Según el artículo 28 de la LISR, es posible deducir los viáticos y gastos de viaje, sin contemplar el hospedaje, alimentación, transporte así como el uso o goce temporal de vehículos, cuando la persona que lleva a cabo el gasto se traslade fuera de una faja de 50 kilómetros que circunde al establecimiento del contribuyente siempre que el beneficiario de dicho gasto tenga una relación laboral o lleve a cabo la prestación de servicios profesionales independientes.

 Tratándose de gastos por concepto de alimentos solo se puede deducir a un monto de $ 750.00 pesos diarios cuando dichos gastos se efectúen en territorio nacional. En el caso del extranjero, hasta un tope $ 1,500.00 diarios; sin embargo es necesario tener la documentación comprobatoria de los gastos por concepto de hospedaje o transporte.

Por otro lado, si solo se cuenta con el soporte de gastos por transporte, la ley permite dicha deducción siempre que sea pagada mediante tarjeta de crédito a nombre de la persona que lleva a cabo el viaje.

En cuanto al monto deducible por concepto de uso o goce temporal de automóviles, la erogación no podrá exceder de $ 850.00 pesos diarios, tratándose de gastos efectuados en territorio nacional y se deberá contar con la documentación comprobatoria que corresponda a los gastos de hospedaje o transporte.

Los gastos por concepto de hospedaje, no deberán exceder de $ 3,850.00 pesos diarios cuando dichos gastos se hayan efectuado en el extranjero y se deberá tener el comprobante fiscal que ampare el gasto de transporte.

Si en los gastos de viaje se incluyen gastos por conceptos de convenciones, solo será deducible hasta el monto que no exceda el límite de gastos de alimentación destinados por día la diferencia resultante será un gasto no deducible.

Tratándose del ingreso que obtengan los trabajadores por concepto de viáticos y gastos de viaje estos serán completamente deducibles cuando se compruebe que dichos gastos se efectuaron en servicio del patrón de acuerdo al artículo 93 fracción XVII de la LISR.

Cabe hacer mención que tratándose de gastos efectuados por las personas físicas que presten servicios personales subordinados, los comprobantes por concepto de viáticos y gastos de viaje podrán ser expedido a nombre de dichas personas. De esta manera se tendrá por cumplido el requisito de “respaldar con documentación comprobatoria a nombre de la persona por cuenta de quien se efectuó el gasto”.

Tratándose de los gastos del automóvil propiedad del empleado  utilizado en el desempeño de actividad propias del contribuyente, se podrá hacer deducible los gastos efectuados por concepto de gasolina, aceite, servicios, reparaciones y refacciones hasta por un monto que no exceda de 93 centavos M.N. por kilómetro recorrido en dicho automóvil sin que el kilometraje antes mencionado no sea superior a los veinticinco mil kilómetros recorridos  durante el ejercicio.

Los comprobantes que amparen los gastos indicados en el párrafo precedente, deberán estar a nombre del contribuyente y en ellos se distinga que dichos gastos no fueron efectuados en vehículos de su propiedad y cumplan con los requisitos establecidos en las disposiciones fiscales. Estos gastos deberán ser incurridos en territorio nacional y como requisito para su deducción, se deberá tener el comprobante fiscal correspondiente, que ampare los gastos por concepto de hospedaje de la persona que conduzca el vehículo.

Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión”




Comentarios
  • Araceli Q

    Hola primero antes que nada me gusta su blog, tenemos una empresa donde hemos acordado algunos de los socios en no pagar los viaticos y los otros socios si piden el pago, mi pregunta es: es obligacion de la empresa cubrir los viaticos a los socios (que articulo lo ampara si es que hay) o que cada socio absorba sus gastos de viaje?, agradecere mucho alguna respuesta de parte de ustedes, de antemano gracias.

    • Elias Quezada

      Estimada Araceli:
      No existe en la Ley obligación de pagar los viáticos a los empleados; sin embargo, un trabajador pudiera negarse a desplazarse de un punto a otro, ya que, el centro de trabajo es uno y no tendría porque transportarse a donde su patrón le diga. Por ejemplo, en el caso de vendedores (que es el caso mas común), regularmente el patrón y el empleado (vendedor), se ponen de acuerdo y pudieran establecer en el contrato de trabajo, que el empleado ponga su propio automóvil y a lo mejor que el patrón le pague el combustible y ciertas reparaciones. Así pues, te vas a encontrar con que regularmente el patrón es quien termina pagando o absorbiendo estos costos, ya que el empleado no tendría obligacion de pagarlo. Si no los paga, pues simplemente el empleado no se mueve.

  • Eduardo Jimenez

    Una aclaración el criterio no vinculativo es 06/ISR/NV. Gastos a favor de tercero. No son deducibles aquéllos que se realicen a favor de personas con las cuales no se tenga una relación laboral ni presten servicios profesionales, saludos

    • Elias Quezada

      Eduardo, es precisamente lo que la norma principal establece. Muchas veces se comete el error, de entregar recursos para viáticos a personas que NO son empleados del contribuyente, poniendo por ende, en riesgo la deducción.