shutterstock_156031901

Reforma Fiscal para las Limitaciones a la aplicación de Pérdidas Fiscales

El pasado 1 de Junio de 2018 se publicó en el Diario Oficial de la Federación una reforma al Código Fiscal de la Federación, en donde, entre otros cambios, se adiciona el artículo 69-B Bis que establece facultades para la autoridad fiscal para presumir la transmisión indebida de pérdidas fiscales, cuando el contribuyente fue parte de una reestructuración, escisión o fusión de sociedades, o bien de un cambio de accionistas y, como consecuencia de ello, dicho contribuyente deje de formar parte del Grupo al que perteneció.

Hay que recordar que el artículo 24 de la Ley de ISR define como “Grupo”, al conjunto de sociedades cuyas acciones con derecho a voto representativas del capital social sean propiedad directa o indirecta de las mismas personas en por lo menos el 51%.

Supuestos

La presunción a que se hace referencia podrá llevarse a cabo por la autoridad, siempre que advierta que el contribuyente que obtuvo o declaró pérdidas fiscales, haya actualizado cualquiera de los siguientes supuestos:

I. Obtenga pérdidas fiscales en alguno de los tres ejercicios fiscales siguientes al de su constitución en un monto mayor al de sus activos y que más de la mitad de sus deducciones derivaron de operaciones realizadas con partes relacionadas.

II. Obtenga pérdidas fiscales con posterioridad a los tres ejercicios fiscales declarados siguientes al de su constitución, derivadas de que más de la mitad de sus deducciones son resultado de operaciones entre partes relacionadas y las mismas se hubieren incrementado en más de un 50% respecto de las incurridas en el ejercicio inmediato anterior.

III. Disminuya en más del 50% su capacidad material para llevar a cabo su actividad preponderante, en ejercicios posteriores a aquél en el que declaró la pérdida fiscal, como consecuencia de la transmisión de la totalidad o parte de sus activos a través de reestructuración, escisión o fusión de sociedades, o porque dichos activos se hubieren enajenado a partes relacionadas.

IV. Obtenga pérdidas fiscales y se advierta la existencia de enajenación de bienes en la que se involucre la segregación de los derechos sobre su propiedad sin considerar dicha segregación al determinar el costo comprobado de adquisición.

V. Obtenga pérdidas fiscales y se advierta la modificación en el tratamiento de la deducción de inversiones previsto en la Ley del Impuesto sobre la Renta, antes de que se haya realizado al menos el 50% de la deducción.

VI. Obtenga pérdidas fiscales y se adviertan deducciones cuya contraprestación esté amparada con la suscripción de títulos de crédito y la obligación adquirida se extinga mediante una forma de pago distinta a las previstas para efectos de las deducciones en la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Procedimiento de la Autoridad

Para estos efectos, el procedimiento que seguirá la autoridad fiscal será:

a) Notificar al contribuyente que obtuvo la pérdida fiscal a través de su buzón tributario.

b) El contribuyente tendrá un plazo de 20 días para que manifieste lo que a su derecho convenga y aporte la documentación e información para desvirtuar los hechos que llevaron a la autoridad a notificarlo.

c) Tratándose de contribuyentes que cuyo RFC se encuentre cancelado, la notificación se llevará a cabo con el contribuyente que sea titular de los derechos y obligaciones de la sociedad. En caso de que los derechos y obligaciones a su vez se encuentren transmitidos a otro contribuyente, la notificación se hará con el último titular de tales derechos y obligaciones.

d) La autoridad fiscal tendrá un plazo de 10 días más, a partir de la fecha de vencimiento citado en el punto anterior, para poder requerir información adicional al contribuyente; quien tendrá 10 días para contestar dicho requerimiento.

La autoridad fiscal tendrá 6 meses posteriores a la entrega de las pruebas iniciales [citadas en el inciso b)], para valorarlas, así como cualquier otro argumento hecho por el contribuyente; y notificará a través de buzón tributario la resolución mediante la cual se señale si el contribuyente desvirtuó o no, los hechos que llevaron a la autoridad a notificarlo.

En este precepto se hace referencia a que en contra de esta resolución que emita el SAT, procederá el recurso de revocación.

El SAT publicará en su página de internet y en el Diario Oficial de la Federación, un listado de los contribuyentes que no hayan desvirtuado los hechos que se les imputan, en un plazo no mayor a 30 días antes de la notificación de la resolución final al contribuyente, con el fin de dar a conocer a la improcedencia de la disminución de pérdidas fiscales del contribuyente que corresponda.

Acciones del Contribuyente

Una vez obtenida la resolución del análisis de información de la autoridad, pudieran existir algunos de estos supuestos:

• Obtener resolución favorable al contribuyente, quien podrá continuar amortizando las pérdidas fiscales pendientes hasta agotarlas, según las reglas establecidas en las disposiciones fiscales.

• Obtener resolución no favorable al contribuyente, la cual puede impugnarse mediante recurso de revocación, como lo establece el mismo artículo 69B-Bis del CFF.

• Obtener resolución no favorable al contribuyente, y una vez publicado el contribuyente en la página del SAT, proceder a corregir su situación fiscal dentro de los 30 días siguientes a dicha publicación, en donde se cubrirá cualquier impuesto omitido considerando las tasas de recargos por prórroga establecida en la Ley de Ingresos de la Federación.

• Obtener resolución no favorable al contribuyente y se publique en el listado en la página de internet del SAT, y el contribuyente no corrige su situación fiscal, la autoridad estará en posibilidad de ejercer sus facultades de comprobación, en donde podrá imponer las multas que, para esos efectos, correspondan.

Conclusiones

Por lo anteriormente expuesto, es importante que si como contribuyente esta amortizando pérdidas fiscales, y dicho contribuyente tuvo o fue parte de una reciente restructuración, fusión, escisión o alguno de sus socios enajenó acciones se recomienda analizar si:

a) Dichos cambios accionarios o de restructuración provocan que el contribuyente se considere que ya no es parte del “Grupo” al que pertenecía antes de la restructura.

b) En su caso, analizar si se encuentra en alguno de los supuestos de presunción para que la autoridad pueda limitar la aplicación de pérdidas fiscales.

c) En su caso, acercarse con sus asesores legales y fiscales con el fin de que pueda analizar su información y acciones a proceder.

Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión.



L.C. y M.F.C. Mario Gómez L.C. y M.F.C. Mario Gómez

Asociado del área de Impuestos, Licenciado en Contaduría egresado de Universidad Autónoma de Baja California, Maestría en Finanzas Corporativas en el Centro de Enseñanza Técnica y Superior, A.C. y Maestria en Impuestos en el Instituto para la Especialización para Ejecutivos, A.C.


Comentarios