shutterstock_165360857

Registros contables. Nueva sanción.

Una de las reformas de mayor trascendencia en los últimos años ha sido que los contribuyentes tienen la obligación de enviar mensualmente la contabilidad de forma electrónica a las autoridades fiscales, también es conocido  que existen facilidades de cumplimiento para ciertos contribuyentes si utilizan la aplicación de “mis cuentas” de la página del SAT, mismo que hemos informado en boletines anteriores.

Esto nos obliga a ser más minuciosos  a la hora de realizar los registros contables y que los mismos se encuentren en base a las “Normas de Información Financiera” (NIF), cabe recordar que la contabilidad se prepara con propósitos de que la administración principal de toda entidad tome decisiones de acuerdo con lo que se interpreta en los estados financieros,  es decir, no es correcto preparar una contabilidad solamente para efectos fiscales dado que la costumbre nos ha llevado a ciertas técnicas contables que realmente no tienen un sustento de acuerdo a las NIF, un ejemplo muy común: separar la cuenta de “No deducibles” en gastos, esto no es correcto, es solo una forma de control en una cuenta contable, sin embargo, esta práctica distorsiona los gastos reales a los que deberían registrase dichas erogaciones independientemente si cumplen con requisitos fiscales para su deducción, la contabilidad siempre debe ser con fines financieros para la toma de decisiones.

Ahora bien, nos podríamos preguntar,¿esto qué tiene qué ver con la parte fiscal? Es  en la ley del ISR en su artículo 27 fracción IV, donde se indica que los requisitos de las deducciones deben estar debidamente registrados en contabilidad y restados  una sola vez, claro, sin  perder de vista los demás requisitos generales como el contar con CFDI; transferencia, cheque, etc (formas el pago); soporte documental,  por mencionar algunos, que dan origen a hechos que afectan económicamente las operaciones que realiza cualquier negocio.

Por lo anterior es importante tener presente  las NIF y realizar los registros correctamente, debido a que en la reciente reforma al CFF del 1ro de Junio 2018 se adiciona la fracción VIII, el cual menciona lo siguiente:

Art. 111 CFF

“Se impondrá sanción de tres meses a tres años de prisión, a quien:

VIII. Asiente con información falsa o de manera inadecuada las operaciones o transacciones contables, fiscales o sociales, o que cuente con documentación falsa relacionada con dichos asientos.”

En caso de una revisión por parte de la autoridad fiscal, ésta podría solicitar  información que integren saldos contables y/o solicitar directamente las pólizas de registro, por lo que, si no se encuentran debidamente, o no son registros adecuados de acuerdo con las NIF se caerá en el supuesto de un delito fiscal, de acuerdo al fundamento antes referido.

Por lo tanto, recomendamos que se observen las NIF para evitar errores contables, así como también cerciorar que toda la documentación fuente cumpla con los requisitos de deducibilidad.

Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión.




Comentarios